ACTO HISTóRICO

Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración

La catedral Basílica Santa María la Antigua abrió sus puertas este 26 de enero, tras su restauración, para recibir la consagración de su altar, un acto cargado de significado religioso.

+info

‘Indiferencia, el centro de todos los males’

El papa Francisco dio una plegaria. En el altar, colocó las reliquias de cuatro santos latinoamericanos: Santa Rosa de Lima, San Arnulfo Romero, San Martín de Porres; y del santo polaco, San Juan Pablo II.

Francisco hizo la unción del aceite en el altar, lo que representa la plena difusión de la gracia. Este altar también se vistió con un mantel que simboliza la victoria de Cristo. Se colocaron velas, vinculando la luz que es capaz de generar Jesús en medio de las tinieblas. Se utilizaron flores blancas como símbolo de vida. En el fondo, las voces del coro llenaban cada espacio de la reluciente catedral.

Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra  su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración

Más temprano, al inicio del acto, Francisco se mostró dichoso de que el obispado panameño tenga lista su sede.

Dijo que el obispo ya no tendrá que pedir una "casa prestada", refiriéndose al tiempo que se la ha dedicado a la restauración de la basílica, y el periodo en el que ha permanecido cerrada.

Así, el primer papa latinoamericano inició su tercer día de actividades en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), aunque la consagración no es un acto propio del encuentro juvenil.

Antes de entrar a la catedral, Francisco se desplazó con ritmo pausado por las estrechas calles adoquinadas del Casco Antiguo para saludar a los feligreses. Apretones de mano, bendiciones y saludos. Este fue otro de los tantos momentos que tuvieron los católicos para ver el papa en Panamá. 

Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra  su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración

Las campanas de la catedral repicaban para darle la bienvenida. Francisco, después de San Juan Pablo II, se convirtió hoy en el segundo pontífice que visita la Basílica.

Terminado el acto de consagración, Francisco recibía el saludo y obsequios de los que tuvieron el privilegio de estar adentro de la catedral. Eran muchas las personas que extendían sus manos para ser tocados por el Papa. El arzobispo José Domingo Ulloa lo acompañó en todo momento.

Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra  su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración

Ricardo Gago, presidente de la Asociación de Amigos de las Iglesias del Casco Antiguo, dijo ayer viernes que la catedral tiene capacidad para mil personas. Muchos de los asistentes permanecieron de pie para escuchar a Francisco.

Después del simbólico acto, la catedral permanecerá abierta, teniendo como telón de fondo un coro durante dos horas. Luego, será cerrada para terminar con los trabajos finales. Forrarán todo el piso con una alfombra para la instalación de unos marcos de mármol en el altar. 

Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra  su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra  su restauración
Papa Francisco consagra el altar de la Basílica Santa María la Antigua y celebra su restauración

 

Edición Impresa