Pelícanos, en peligro por intoxicación

Pelícanos, en peligro por intoxicación
Pelícanos, en peligro por intoxicación

Desde finales de mayo, la Asociación Panamericana para la Conservación (APPC) ha entrado en estado de alerta por el incremento de reportes de encuentros con pelícanos pardos con un cuadro de intoxicación. La organización de rescate animal, con sede en Gamboa, ha recibido al día de hoy 26 especímenes de pelícanos pardos, y están comenzando a aparecer casos de otras aves, como las fragatas.

Néstor Correa es el director de la APPC. “El cuadro que presentan (las aves) es de parálisis, aletargamiento, deshidratación, todo ello a causa de que como no se pueden mover y no pueden pescar, no se pueden alimentar”.

La APPC en conjunto con el Ministerio de Ambiente se encuentran en este momento estudiando la posible causa de esta intoxicación. “Es muy probable que sea una neurotoxina que la causa el alga diatomea. Los peces se comen el alga y luego el pelícano se come el pez entero”.

Según investigaciones de la APPC, casos similares se han detectado en las costas del pacífico de Estados Unidos, México, Ecuador, Perú y Chile.

 

Pelícanos, en peligro por intoxicación
Pelícanos, en peligro por intoxicación

Gracias a reportes ciudadanos, la policía ecológica recoge las aves enfermas y las lleva a la sede de la APPC. Esta asociación se ha visto en la necesidad de habilitar espacios adicionales para poder tratar a los pelícanos.

En nuestra visita a la Asociación Panamericana para la Conservación pudimos constatar al menos seis pelícanos y una fragata. Lamentablemente, durante el tiempo de la entrevista, dos pelícanos fallecieron producto de la intoxicación.

Pelícanos, en peligro por intoxicación
Pelícanos, en peligro por intoxicación

Las primeras 48 horas en la APPC son vitales para estas aves. Su debilidad es tal que ni siquiera pueden recoger los filetes de pescado crudo que el personal de la APPC les da en la boca. Una fragata, que estaba siendo alimentada al momento de nuestra visita, tuvo que ser tomada del pico y alimentada de forma asistida con pescado crudo.

Correa comenta con preocupación que a medida que pasa el tiempo aumenta el número de animales que llegan, e incluso su estado es aún más crítico. “Los que llegaron primero se recuperaron más rápido. Los que están llegando ahora no se están recuperando tan rápido, pero puede ser porque han estado más tiempo expuestos”, comentó el director de la APPC.

Los exámenes médicos a los ejemplares que están en tratamiento continúan. Exámenes de sangre analizados por el Ministerio de Ambiente, según Correa, permiten descartar que se trate de influenza aviar y la enfermedad de Newcastle. Justamente, los dos ejemplares fallecidos durante nuestra visita serán preservados, y se tomarán muestras de su cerebro para estudios que permitan obtener un diagnóstico oficial de la situación.

Pelícanos, en peligro por intoxicación
Pelícanos, en peligro por intoxicación

En caso de detectar algún pelícano con los síntomas, el subteniente de la policia ecológica Héctor Adames, recomendó llamar al número telefónico 104; o bien a los números 314-9451 y 314-9439.

Es importante que la información que ofrezca sea la más detallada posible, e incluso, si está en sus posibilidades, esperar en el sitio hasta que arriben las unidades.

Pelícanos, en peligro por intoxicación
Pelícanos, en peligro por intoxicación

Actualmente la APPC está solicitando ayuda a todas aquellas personas que deseen colaborar con gasas para limpiar heridas, guantes de látex, filetes de tilapia, y medicamentos como Sanitor, Sucravet y Neosep. Las donaciones pueden ser entregadas directamente a la APPC o a través de la Sociedad Audubon de Panamá.

Edición Impresa