Nuevos detenidos serán aislados por 15 días para evitar el coronavirus en las cárceles; autoridades estudian rebajas de pena

Nuevos detenidos serán aislados por 15 días para evitar el coronavirus en las cárceles; autoridades estudian rebajas de pena
Hasta enero pasado, la población carcelaria era de 14 mil 474 presos. Archivo

Los centros penitenciarios del país tendrán adecuaciones en materia de acceso a agua potable, salud, y comunicación con sus familiares, en medio de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus.

La medida se da luego de que se registraron dos intentos de fuga en menos de cinco días en la cárcel La Joya. El primer hecho se dio el pasado 20 de marzo, mientras que el segundo ocurrió ayer 25 de marzo. En ambos casos, los reclusos exigían mayor atención para evitar la propagación del virus dentro de las instalación carcelaria.

Autoridades del Ministerio de Gobierno (Mingob), y del Ministerio de Salud determinaron que no se permitirá ningún ingreso de nuevos aprehendidos de manera directa a los centros penitenciarios sin pasar por estrictos protocolos de salud, y un periodo de aislamiento de 15 días, en una zona que se ha equipado con ese objetivo. Después que acabe el periodo de aislamiento, se trasladará al centro penitenciario.

En un documento del Mingob, de este jueves 26 de marzo, se establece también que se mantiene la suspensión de toda visita externa y se ordenan medidas estrictas de sanidad a los custodios y personal administrativo de los centros penitenciarios. Se les dará gel alcoholado y mascarillas.

Además han comunicado que se están instalando un mayor número de equipos para que mediante videoconferencias, las personas privadas de libertad tengan comunicación con su defensa legal.

Evaluación para otorgar libertad

“Los familiares de los privados de libertad continuarán llevando enseres y comida seca a los centros penitenciarios a nivel nacional (el día que le corresponde la visita, aunque no tendrán contacto alguno con los reclusos), cumpliendo estrictamente con las regulaciones del Minsa, usando el último número de su cédula” se indica en una nota de prensa.

También se evalúa la posibilidad de dar una rebaja de pena a la población carcelaria con enfermedades. Por el momento se está elaborando una lista con los candidatos que podrían aplicar a esta medida. Se liberaría a privados y privadas de libertad que tengan enfermedades crónicas, sean mayores de 60 años, y a su vez hubiesen cumplido con los requisitos de buena conducta, índices de readaptación, cumplimiento de los reglamentos carcelarios y dos tercios de su pena.

En el documento también se informa que las autoridades del Mingob a través de la Dirección Nacional del Sistema Penitenciario giraron instrucciones a las Juntas Técnicas de todos los centros de rehabilitación Femenina a fin de que tramiten de forma expedita una lista de privadas de libertad que estén embarazadas, sean madres de niños dependientes, cumplan con los requisitos de buena conducta, índices de readaptación, cumplimiento de los reglamentos carcelarios y dos tercios de su pena.

"Como medida preventiva y de salubridad, se incrementó el acceso del agua en los centros penitenciarios por medio de carros cisternas y también el suministro de jabones, para asegurar el lavado de manos de los privados de libertad" se indica en la nota de prensa.

Manifiestan además que se está instalando un mayor número de equipos para que mediante videoconferencias, las personas privadas de libertad tengan comunicación con su defensa legal.

Edición Impresa