Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Turismo Turismo

25 sep Sonrisa de Bahama Mama

Espectacular. La familia junto a la fuente en el Atlantis Hotel & Resort de Nassau.Cortesía Espectacular. La familia junto a la fuente en el Atlantis Hotel & Resort de Nassau.Cortesía

Espectacular. La familia junto a la fuente en el Atlantis Hotel & Resort de Nassau.Cortesía

1617474 1617474

1617474

1617472 1617472

1617472

Humberto Jaime decidió compartir con su familia unos días de descanso y se embarcó en un crucero que salió de Miami para recorrer algunas islas del mar Caribe. En su ruta turística estaba bajarse por un día en la capital de Bahamas, Nassau.

A Jaime, asesor de comunicación para organismos internacionales, su previa impresión del paseo por las islas de hacer poco más que tomar el sol y disfrutar de la piscina o el mar durante el tiempo que el crucero les permitía, quedó más que satisfecha después de añadir nuevas experiencias, aventuras y buenos momentos conociendo algunos de los puntos turísticos de la isla, que los llevó a él y a su familia hasta revivir aventuras de piratas.

Desembarco. En especial, Jaime recuerda esta gira familiar en el crucero “con la compleja logística de mover a un grupo familiar de 15 integrantes y tras haber visitado una serie de islas idénticas –con las mismas tiendas, mismo paisaje, no mucho que hacer–. Desembarcamos en el muelle de Nassau, a las 9:00 de la mañana, con la vuelta al crucero a las 6:00 de la tarde”.

“El contrato pactado decía que debíamos esperar a que nos pasaran a recoger y, para nuestra sorpresa, llegó derrapando una van dignamente reparada, por no decir negada a aceptar el paso del tiempo, con estridente música de junkanoo –Carnaval– que solo quedó opacada por el parlante natural de una voz, la del conductor”.

“Nuestro personaje salió del auto y se presentó de inmediato en un inglés, como diríamos en México, machucado: ´Call me Bahama Mama. I´m gonna be your driver”, señala Humberto.

“Así conocimos a este personaje de unas 200 libras, sonrisa permanente, peinado exótico y temerario espíritu de manejo”.

Jaime, quien recuerda que su chofer es esposa de otro taxista y en sus palabras “la guía oficial de las Bahamas”, acepta que le gustaría regresar a Bahamas, “por más tiempo, un día no es para nada suficiente”.

“Con nuestra conductora, en un par de horas recorrimos los centros histórico-social en la capital bahameña. Junto a las estructuras, Bahama Mama nos contó la historia de John Canoe, el esclavo del siglo XVII, cuyos bailes clandestinos inspiraron el hoy colorido del Carnaval en la Gran Bahama”.

La familia continuó el paseo por la capital, recorriendo barrios frente a las “supuestas residencias” que algunas celebridades tienen en la isla. Escucharon listar como residente a la cantante y actriz JLo, el actor Tom Cruise y la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey.

“Este recorrido lo terminamos ante el imponente Atlantis Hotel & Resort. ¿Qué les puedo decir de este hotel? Para describir a este enorme Atlantis, solo basta una palabra: ´Espectacular”.

“Nuestro recuerdo de la gira turística por las calles de la capital bahameña, lo debemos intercalar con los comentarios de nuestra Bahama Mama, mientras giraba a toda velocidad por las avenidas, frenaba de improviso y aceleraba sin reparo al ritmo de calipso y socca”.

Gira. Con Bahama Mama al volante recorrieron los sitios turísticos más emblemáticos de la capital, cada uno ideal para cada miembro del grupo familiar.

“Caminamos por el acuario, con una cantidad de especies marinas que llama la atención, además de los shows... es el lugar ideal para los abuelos”.

Luego tocó turno al parque de diversiones temático, lleno de toboganes y piscinas, el lugar ideal para la diversión y en el cual los niños querían pasar todo el día.

Para los adultos del grupo, la agenda turística dio tiempo “para recorrer las tiendas de marca, el target ideal de las señoras”.

“Para todos, y me comentan que en las otras islas de este país es similar, Nassau ofrece un profundo y transparente mar, entre turquesa y aqua, que no había visto antes y al que espero regresar”.

El día se fue en un suspiro... “El crucero nos esperaba, cargados con los recuerdos, las bolsas y las fotos que hoy, luego de unos años, nos recuerdan las horas que disfrutamos en Bahamas”.

Al regreso el día lo cerraron con la cena del capitán y el bufé de medianoche en el crucero. Y allí reunidos, el grupo familiar volvió a reír recordando la alegría y los chistes de ese personaje inolvidable, nuestra chofer y guía Bahama Mama.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts