Una matanza en la laguna de Pocrí

Fue celebrada el 31 de marzo, Sábado de Gloria, en la laguna de Pocrí, en la provincia de Los Santos. La organizó Edwin Medina y sus hermanos para reunir a toda la familia Medina - González. Estaban cansados de solo verse la cara en los entierros.

La señora Faustina, con ayuda de su hijo Quique, la señora Nelly y Erica, se encargaron de la fonda. Empezaron el Viernes Santo como a las 9:00 de la noche cocinando y moliendo el maíz para los bollos. La carne llegó de madrugada el Sábado de Gloria.  Esa misma madrugada, la señora Tina y su equipo prepararon las tortillas asadas que sirvieron con bistec, café y queso blanco.  También había hígado encebollado y bofe.

El resto de la mañana se dedicaron a picar los guisos y verduras para la sopa de carne que hicieron en una enorme paila, de esas que usan para cocinar la miel de caña. Prepararon la carne que fue asoleada y luego asada en la tardecita acompañada de yuca.

El ambiente fue amenizado por un grupito de Ocú que tocó algunas piezas de música típica y entre los invitados se armó un tamborito. Para los pelaos había un brinca-brinca y rompedera de piñata. Al final, coronaron a la reina y al rey del año siguiente.  

Edición Impresa