Aprender de las hormigas

Temas:

El presidente uruguayo, José Mujica. AP. El presidente uruguayo, José Mujica. AP.
El presidente uruguayo, José Mujica. AP.

José Mujica se entregó a la vida clandestina para cambiar el mundo desde las catacumbas. Participó en acciones guerrilleras espectaculares, resultó herido en enfrentamientos, salía de la cárcel y lo volvían a meter, logró fugarse dos veces y pasó 15 años en prisión.

La dictadura militar lo declaró rehén dentro de la cárcel, de modo que en cualquier momento podía ser ejecutado en represalia de lo que sus compañeros hicieran en la calle.

Lo encerraron en un pozo subterráneo, donde apenas tenía espacio para moverse.

A veces podía leer fragmentos de periódicos de los que le daban para ir al excusado, y entonces atisbaba, como a través de una rendija, algo de la vida de afuera, aunque se tratara de anuncios clasificados o una cartelera de cine.

Su única compañía eran unas ranitas a las que daba de comer miguitas de pan. Y allí descubrió que las hormigas gritan. Si uno tiene la constancia y la paciencia de llevárselas al oído, es capaz de escucharlas.

En El conde de Montecristo, Edmundo Dantés sufre en las mazmorras subterráneas una suerte parecida, y cuando al fin logra la libertad, ya en sus manos el tesoro que lo hará rico y poderoso, su dedicación sagrada es la venganza.

Arruinar y afligir a quienes lo habían enviado a prisión. Y entonces aprende que el desquite es una pasión que nunca se sacia. El lector siempre quiere ver a los malvados castigados a cualquier precio.

En la vida, hay otras escogencias que son las que al final perduran porque tienen una sustancia ética, y es esa la sustancia de la que están hechos los verdaderos estadistas.

Cuando un viejo guerrillero, un día encarcelado, llega al despacho presidencial, debe saber que la venganza solo puede ser un estorbo, así que el primer paso es desterrarla. Es lo que ocurrió con Nelson Mandela, y lo que ocurre con Mujica.

Cuando empuñó las armas lo hizo porque luchaba por establecer en Uruguay la dictadura del proletariado, dice. Hoy, sentado en la silla presidencial, menos cómoda que el taburete en su casa de Rincón del Cerro, declara que no cree en ninguna clase de dictadura, ni siquiera en la dictadura del proletariado.

La venganza no es más que uno de los aspectos de la personalidad de Edmundo Dantés. Destella como una joya maligna con resplandores de justicia, pero en el alma del personaje se hace acompañar de la soberbia del poder y de la arbitrariedad.

Si antes me humillaron y encarcelaron, mi única manera de tener paz es hacer justicia por mi propia mano, viene a ser la lección de este prisionero al que tomamos como héroe porque sacia nuestro propio apetito de venganza.

Nuestros caudillos latinoamericanos de la nueva cosecha parecen haber sido mejores lectores de El conde de Montecristo que de El espíritu de las leyes de Montesquieu, pues fueron y han sido capaces de establecer la arbitrariedad como sistema; un sistema que destruye las instituciones porque parte de la voluntad personal. El poder que satisface los instintos y no los ideales.

La dictadura militar en Uruguay rompió la tradición institucional, firmemente asentada en una cultura cívica que a su vez se fundamentaba en un sistema escolar de alta calidad.

Una vez que se restableció la democracia, las instituciones estaban allí y solo hacía falta echarlas a andar de nuevo.

De modo que Mujica es hijo de esa tradición que hoy sirve para cimentar sus propias ideas de cambio y renovación, en busca de convertir a su país en una nación moderna y equitativa. Un socialista íntimamente cercano a la democracia y lejano a los eslóganes.

La cárcel y las salas de torturas no son necesariamente purificadoras. Un prisionero puede llegar a ser un estadista, como José Mujica lo ha demostrado, pero tiene que haber aprendido a entender lo que le dicen las hormigas y las ranitas en lo hondo del pozo. Jamás malinterpretarlas o malversar sus voces. En eso consiste, en verdad, la sabiduría.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, cuyo paradero es desconocido, tenían cuentas bancarias en Europa, escondidas bajo la identidad de terceros, que hoy revelan que los verdaderos dueños eran ellos.
Archivo

SOBORNOS DE ODEBRECHT Los Martinelli, según la versión de sus cómplices

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Grupo de empleados se va a huelga El caso de Copa se decidiría en 10 días

Unos 600 trabajadores de la aerolínea panameña protestaron ayer en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen.
Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Combate en Nueva York Kovalev busca recuperar supremacía en los semicompletos

Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el cetro de la OMB. Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el  cetro de la OMB.
Vyacheslav Shabranskyy (Der.) y Sergey Kovalev van por el cetro de la OMB. AP

Dicen que la pegada de Sergey Kovalev es demoledora. Vyacheslav Shabranskyy, su oponente este sábado, también es famoso por ...

Terminal Aeropuerto de Tocumen inicia descarte de aeronaves abandonadas

Las aeronaves abandonadas deben ser retiradas porque ocupan espacio y no generan ingresos. Las aeronaves abandonadas deben ser retiradas porque ocupan espacio y no generan ingresos.
Las aeronaves abandonadas deben ser retiradas porque ocupan espacio y no generan ingresos. Cortesía Tocumen, S.A.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen ha cargado por 14 años con 13 aeronaves abandonadas que se han convertido en un lastre ...

Luto en el béisbol Muere en accidente pelotero cubano que jugó en Grandes Ligas

Miguel Alfredo González jugó en la Gran Carpa en 2014. Miguel Alfredo González jugó en la Gran Carpa en 2014.
Miguel Alfredo González jugó en la Gran Carpa en 2014. Tomado de @lasmayores

Miguel Alfredo Gonzállez, un destacado lanzador de la pelota cubana y que pasó por el béisbol de las Grandes Ligas, falleció ...