Centroamérica en la danza

Centroamérica en la danza
Centroamérica en la danza

Catorce bailarines de toda la región centroamericana y caribeña se reunieron en diciembre de 2013 en El Salvador para emprender la primera gira regional como integrantes de la primera generación de la Compañía de Danza de Centroamérica y El Caribe (Codaca).

Hoy domingo y mañana lunes, a las 6:00 p.m. y 2:00 p.m., respectivamente, el colectivo presentará en el Ateneo de la Ciudad del Saber la pieza Otros mares, del coreógrafo escocés Mark Sieczkarek, exmiembro de la famosa compañía Tanztheater Wuppertal, creada por la desaparecida coreógrafa y bailarina contemporánea Pina Bausch. La entrada general es de 5 dólares.

Según la salvadoreña Karol Marenco, directora artística de Codaca, Otros mares es una pieza fresca, rica y con una estética especial.

En la coreografía, Sieczkarek refleja su visión hacia nuestra región, donde se ve una diversidad, brillo y dinamismo; donde resaltan las 14 individualidades.

“Se realizó un trabajo de ocho horas diarias y se entrenó con la ayuda de la Compañía Nacional de Danza de El Salvador, en ballet, danza contemporánea y preparación física”, añade.

La pieza es una mezcla que se funda sobre una base moderna, sin embargo, al ser creada junto con los bailarines y que trata de introducir las disciplinas de cada uno, sabe integrar y fusionar armónicamente elementos del ballet, del estilo urbano y del contemporáneo.

Esta producción de danza contemporánea y proyecto de colaboración artística es realizada por un grupo de expertos de cada país centroamericano, siendo Omaris Mariñas, del colectivo Nána+na Danza, la coordinadora de Panamá.

Mariñas menciona que del istmo solo audicionaron seis bailarines, siendo elegidos Moisés Bethancourth y Héctor Carrasco.

Codaca nació por iniciativa del Goethe-Institut de Alemania, en cooperación con el Sistema de Integración Centroamericana y de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador, con el objetivo de integrar la región centroamericana y el Caribe para el fortalecimiento de la danza contemporánea y el impulso para la formación de líderes culturales. La gira concluirá en Tegucigalpa, Honduras.

Edición Impresa