Panamá, a favor de las ballenas

El país se aboca a impulsar el turismo de avistamiento.

Temas:

Panamá ingresó a la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en 2001.

Actualmente se ha definido como un país a favor de la conservación de las ballenas, pero hace unos años tuvo una postura ambivalente y dio su apoyo a países balleneros como Japón.

Esta semana, durante la inauguración de la 64 reunión plenaria de la CBI, el canciller Roberto Henríquez dijo que “Panamá ha adquirido un compromiso en los últimos años, a nivel nacional como internacional, para la protección y conservación de los cetáceos”.

La Ley 13 del 5 de mayo de 2005 creó el Corredor Marino de Panamá “para la protección de los mamíferos marinos” en sus aguas jurisdiccionales, donde se promueve su investigación, avistamiento, actividades educativas y de vigilancia ciudadana.

“Actualmente está en revisión el borrador del decreto que crea la Red Nacional de Rescate de Mamíferos Marinos, y dicta los lineamientos básicos en casos de varamiento o accidentes de mamíferos marinos en costas y aguas jurisdiccionales de nuestro país, así como el borrador que definirá el Plan de Acción Nacional de Mamíferos Marinos”, detalló Henríquez.

En las discusiones en el pleno de la CBI, Panamá votó a favor de la creación de un santuario para las ballenas en el Atlántico Sur. No fue aprobado. Según el canciller, el santuario es importante para el país porque sus aguas tropicales son clave en el ciclo de vida de las ballenas, que migran desde el hemisferio sur hacia Panamá para aparearse y parir sus crías.

En el Pacífico, el archipiélago de Las Perlas es uno de los sitios de cría más importantes para las ballenas jorobadas, que vienen desde el hemisferio norte pasando por las costas de Centroamérica hasta llegar a Panamá, y desde la península Antártica y el estrecho de Magallanes, explicó el Dr. Héctor Guzmán en un foro organizado por el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (Stri), previo a la reunión de la CBI. Incluso, señaló, se ha confirmado que aquí se encuentran poblaciones de los dos hemisferios.

En la reunión se planteó que otras amenazas que enfrentan los mamíferos marinos y cetáceos en general son las colisiones con embarcaciones, los enmallamientos y los desechos que se arrojan al mar.

Sobre las colisiones, una propuesta que lidera la Autoridad Marítima de Panamá, de implementar dispositivos de separación de tráfico para reducir las colisiones con ballenas, fue presentada ante el comité de conservación de la CBI.

Según el Dr. Guzmán, de Stri, se trata de zonas imaginarias incluidas en las cartas de navegación, donde las ballenas pueden pasar sin ser golpeadas, y cuyo diseño se puede adaptar.

Estos dispositivos permitirían reducir en 93% el área de interacción potencial con las ballenas.

AVISTAMIENTO

Para el bloque conservacionista latinoamericano una ballena vale más viva que muerta, y por eso promueven su avistamiento de manera sostenible y responsable.

Según un informe del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat de 2009, el avistamiento de ballenas es una industria de $2 mil 100 millones, que disfrutan más de 13 millones de personas en más de 119 países cada año.

República Dominicana sustenta que esta actividad le genera unos $12 millones en aproximadamente 75 días. Por eso su delegado criticó fuertemente la caza de ballenas jorobadas en la reunión de la CBI.

En Panamá, la Resolución No. 1 del 29 de enero de 2007 regula el avistamiento de cetáceos en el país, y ya existe una incipiente industria de avistaje local.

En julio de 2011, la Fundación MarViva empezó a capacitar a prestadores de servicios de transporte marino del golfo de Montijo y golfo de Chiriquí, como parte de un proyecto de Avistamiento Responsable de Cetáceos.

En opinión de Gabriel Despaigne, de la Asociación Verde de Panamá, el avistaje de ballenas es un complemento para los demás atractivos turísticos, y podría representar ingresos de $100 millones anuales, beneficiando especialmente a las comunidades costeras.

Además, destaca que las ballenas son importantes porque reciclan nutrientes y contribuyen al afloramiento (fenómeno que lleva a la superficie aguas ricas en minerales como nitratos, fosfatos y silicatos, esenciales para el fitoplancton y para la productividad en base a la fotosíntesis) durante la estación lluviosa, lo que a su vez incide en una mayor productividad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo Argentina: Sonidos no provienen de submarino desaparecido

Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata.
Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. AFP/ Eitan Abramovich

Los sonidos que detectaron unas sondas en las profundidades del Atlántico Sur no provienen del submarino argentino que lleva ...

proceso judicial Justicia de Perú incluye a tres constructoras brasileñas en caso de corrupción

El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht. El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht.
El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht. Tomado de @Poder_Judicial_

Las filiales de las firmas brasileñas Camargo Correa, Queiroz Galvao y Andrade Gutierrez fueron incluidas en un proceso ...