Portobelo

Temas:

En Portobelo se conjugan historia y paisaje, arte y religiosidad:  un lugar materialmente pobre, marginal quizás, pero con un espíritu riquísimo, que toca y recarga de una energía tan especial al que lo visita, y hace que ese breve espacio cargado de patrimonio sea mi preferido. Las lecturas posibles de Portobelo son tantas como las espinas de un erizo marino.  Yo soy arqueólogo, entre otras razones, por las vivencias de mi niñez.

Mi padre siempre nos llevaba a mí y a mis primos (los Tomás) en su Mini rojo clásico de paseo a Portobelo y la playa: era absolutamente maravilloso para mi mente infantil recrearme con las historias de piratas y tesoros, recorriendo las misteriosas ruinas de los fuertes y deleitándome en el infinito del Caribe.

Además, la bahía de Portobelo es un paisaje hermoso, no en vano el propio Cristóbal Colón la bautizó como “bel porto” hace 510 años. 

Tal escenario natural enmarcó el complejo sistema colonial de flotas y ferias que configuró al “triángulo estratégico” panameño (cuyos otros vértices eran San Lorenzo y la ciudad de Panamá, unidos por el río Chagres y los empedrados caminos Real y de Cruces) como una de las “llaves” del imperio español en el Nuevo Mundo.  

Por siglos Portobelo no solo fue objeto de la codicia más desaforada, peón indispensable en la partida del ajedrez global de los imperios, y sitio donde se diseñó y construyó el más sofisticado sistema de defensa militar del istmo. 

También fue caldo de cultivo de expresiones culturales maravillosas.  De hecho son pocos los sitios inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco que pueden jactarse de tradiciones locales con un simbolismo tan sofisticado.

Uno de ellos, la devoción sincrética al Cristo Negro, con su peregrinación anual orlada por túnicas moradas, o el ritual congo, que nos habla, en su propio idioma (por cierto reconocido por estudiosos como código lingüístico singularmente interesante) de la resistencia del esclavo ante la dominación española en una reflexión, desde lo popular, sobre la eterna lucha entre el bien y el mal, pero en clave de baile y de sorna, a ritmo de percusión y de palmas.

Si hay un lugar en nuestro país donde el visitante puede conectar el patrimonio tangible con lo intangible, descubriendo una rica herencia de piedra y tambor, reconocer lo europeo y lo africano en un paisaje que nos susurra historia en un fascinante rejuego global y local... es allí.

(El autor es arqueólogo)

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

FÚTBOL Herediano supera 2-0 al Árabe Unido en la ida

El partido de vuelta se jugará el próximo jueves. El partido de vuelta se jugará el próximo jueves.
El partido de vuelta se jugará el próximo jueves. Cortesía/Concacaf

El Sport Herediano, de Costa Rica, partió por delante en la semifinal de la Liga Concacaf al vencer anoche al equipo ...

El Postre La casa escondida de Alfonso de la Espriella

Podcast El Postre episodio 25 Podcast El Postre episodio 25
Podcast El Postre episodio 25

A mi invitado de hoy lo conozco de toda la vida, mucho antes de que él se imaginara como lo que es hoy, esposo, papá de dos ...

AMBIENTE California restringe el uso de las pajillas de plástico

La ley estatal en Estados Unidos entrará en vigencia en 2019. La ley estatal en Estados Unidos entrará en vigencia en 2019.
La ley estatal en Estados Unidos entrará en vigencia en 2019. LP

Al pedir una bebida en un restaurante o bar en California, el mesero no le entregará automáticamente una pajilla de plástico, ...