Primeras cantinas del siglo XX

Temas:

Centro de diversión y de ‘ocasionales florecimientos de amores prohibidos y citas’; pero al mismo tiempo punto de encuentro para hacer vida social e ‘inconscientemente fortalecer el sentido de pertenencia y cohesión de grupo’. Centro de diversión y de ‘ocasionales florecimientos de amores prohibidos y citas’; pero al mismo tiempo punto de encuentro para hacer vida social e ‘inconscientemente fortalecer el sentido de pertenencia y cohesión de grupo’.
Centro de diversión y de ‘ocasionales florecimientos de amores prohibidos y citas’; pero al mismo tiempo punto de encuentro para hacer vida social e ‘inconscientemente fortalecer el sentido de pertenencia y cohesión de grupo’.

Las cantinas fueron en efecto numerosas. Francisco Posada anunciaba en su Guía de la Ciudad de Panamá para el año de 1897 la existencia de 18 cantinas principales, lo cual nos indica la existencia de otras más: 7 billares, frente 5 hoteles, 10 casas de huéspedes y restaurantes y 9 fondas.

Los extranjeros solían ver con horror y desprecio esta abundancia de cantinas. Pero lo cierto es que había variaciones entre uno y otro establecimiento de esta índole. Para el residente de El Arrabal, algunas de estas cantinas eran más que antros de perdición, sitios de reunión y diversión, tal vez precisamente porque eran de los pocos lugares accesibles a las clases bajas. Allí, podían compartir sus vivencias y opiniones del acontecer citadino.

Santiago McKay, con cierto sentimentalismo y nostalgia, evoca el sentir y pensar de la gente que acudía allí: La cantina de La Plata, por ejemplo, ubicada en la plaza de Santa Ana, era todo un monumento de madera que “en su época mereció aplauso y elogio de los moradores”... Aquí celebraron “animadas tertulias distinguidos caballeros de la localidad”, pero también hubo “florecimientos de amores prohibidos y citas ...”. La describía así: “La planta baja fue la que se metió en la historia de la ciudad como una intrusa. Se hizo tan coqueta y tan relamida con el salón de su cantina, llena de mesitas para jugar dominó y para jugar tragos, “con el cacho” y con su mesa para jugar billar, que vio a nuestros billaristas hacer flores con tacos y carambolas.

Si la planta baja se mareó con el orgullo de su salón, se volvió loca con la aristocracia del portal lleno de arcos, con piso de ladrillos cuadrados, con sus mesas para saborear el Martel y la Apolinaris, donde los chiquillos íbamos a buscar a nuestros padres para pedirles “medio” para la cosita”. También recuerda a la dueña, “aquella matrona que se llamó doña Chepita Cajar. Tronco de familia honorable, era respetada por todos los elementos sociales de la ciudad y muy visitada en los días de fiesta, cuando hacía las enormes ollas de ponche –leche, huevos, anís- con que obsequiaba al pueblo que acudía a las grandes fiestas de Santa Ana”.

En la cantina de Monteverde se vendían tallarines, confites europeos y en sus altos se encontraba el Casino Español. Centros de reunión de liberales de Santa Ana, de los distinguidos de la clase media de la ciudad y de las clases bajas, quienes -residentes en las cercanías de la plaza de Santa Ana- participaban activamente en las festividades y tal vez en las revueltas políticas de la época.

Singular vida fue la del Metropole, tal vez fiel reflejo de las penurias económicas de la vecindad; experimentó varias metamorfosis como centro de diversión: cantina, teatro, cine, hotel, casa de juego.

Podríamos percibir, pues, que la vida de barrio en estas cantinas no se limitaba a libar alcohol, al juego y a los amores prohibidos. Allí, la población adulta santanera recurría en busca de diversión -es obvio-, pero también con deseos de hacer vida social e inconscientemente fortalecer el sentido de pertenencia al vecindario y al de cohesión de grupo.

FUENTES

Editor: Ricardo López AriasAutora: Damaris Díaz Szmirnov. Profesora de historia. Universidad de Panamá

Fotografías: Carlos Endara. Colección RLA/AVSU

Comentarios: vivir+@prensa.com.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Copa Airlines y trabajadores no llegaron a un acuerdo.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Juegos Bolivarianos 'Esta medalla significa mucho sacrificio', Carolena Carstens

La panameña Carstens muestra su presea.
Cortesía/Pandeportes

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

2017 'La Prensa' gana premio como mejor sitio web informativo en Premios Excelencia

Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio
Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio LA PRENSA

La Prensa ganó la noche de este jueves 23 de noviembre la categoría de mejor sitio web informativo en los Premios Excelencia ...

Ronda eliminatoria Selección de baloncesto de Panamá pierde ante Uruguay

Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño.  Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño.
Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño. Tomado de internet/FIBA Americas

Panamá tuvo una buena primera mitad, pero no pudo mantener el ritmo y al final perdió 86-73 ante Uruguay en el inicio de las ...

DIJ Capturan en España a panameño requerido por alerta roja

Aeropuerto de Madrid. Aeropuerto de Madrid.
Aeropuerto de Madrid. Tomada de aeropuertos.net

El comisionado Marcos Córdoba, jefe de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) notificó a la juez décimoséptima penal ...