Cine y más Cine y más

16 oct Carnage: hay adultos que son niños malcriados

Temas:

Hay películas que valen su peso en oro . Carnage (¿Sabes quién viene?) es una de esas.

El director Roman Polanski sabe darle el tono desesperante a esta historia sobre un grupo de padres de familia que tratan de resolver una disputa entre sus hijos, pero que terminan mostrando sus frustradas personalidades.

Cuenta con un elenco de solo cuatro actores, pero que ofrecen un festín interpretativo: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly. Los personajes que ellos encarnan parecen hechos por el propio Miguel Ángel.

Bien merecidos que Foster y Winslet fueran nominadas al premio Globo de Oro por sus respectivos papeles. El guión adaptado de Yasmina Reza y Polanski obtuvo por su parte un premio César (el Oscar francés) y Polanski en solitario se lleva una distinción en el Festival de Cine de Venecia.

Cada personaje es más fascinante, profundo, imperfecto y complejo que el otro. Una pelea entre dos niños y la salida que cada padre de familia propone para salir del problema son la oportunidad ideal para sacar a la luz los traumas, los prejuicios y las afecciones de cada uno de esos adultos que son más histéricos e inmaduros que los retoños a quienes supuestamente defienden.

Carnage es un drama sólido y, a la par, es una comedia agridulce. Así de corrosiva y contundente es la obra de teatro escrita por Reza y en la que se basa este importante filme que contó con presupuesto francés, alemán, polaco y español.

Reza y Polanksi brindan un solo cuadrilátero como escenario: el apartamento de clase media de Nueva York, propiedad de la escritora Penélope (Foster) y el comerciante Michael Longstreet (Reilly). En su sala, su cocina y su baño, esta pareja se enfrentará con los esposos Nancy (Winslet como una frívola inversionista) y Alan Cowan (Waltz como un prepotente abogado), quienes son igual de despreciables que los dueños de este ordenado hogar.

Entre vómitos, llamadas telefónicas, postres y whisky, el filme no deja títere con cabeza. Igual destruye a ciertos abogados corruptos, la frialdad de algunos intelectuales, los negocios cuestionables de la industria farmacéutica, lo disfuncional de las familias y las retorcidas relaciones humanas, así como burlas reciben los machistas, las feministas, los coleccionistas de arte, los del Ku Klux Klan y los que adoran a James Fonda y a John Wayne.

Carnage es sobre padres prepotentes y distantes, o débiles, pero amorosos; de madres perfeccionistas que están sometidas al marido o pulcras que marginan a sus esposos. Es sobre ese aire violento, cínico, estresante y odioso que puede existir a lo interno de una familia.

En esta película los que deben poner el ejemplo a sus hijos son incapaces de ser civilizados, quieren salirse con la suya, les cuesta disculparse, les es difícil asumir responsabilidades, son insensibles, obsesivos, mezquinos y pésimos seguidores de una cultura de paz. Al final, los adultos son una amenaza social, y los únicos seres puros, dentro de sus condiciones terrenales, son dos chicos y un hámster.

Deben ver Carnage. Eso sí, en Panamá, donde el absurdo siempre anda suelto, la van a encontrar con dos títulos en español. Sí, como lo leen, es increíble, pero cierto.

Se llama Un dios salvaje y la encuentran en Cinépolis Metromall en las siguientes tandas: 2:15 p.m., 4:25  p.m., 6:30  p.m. y 8:45  p.m. También se llama  ¿Sabes quieén viene? si vas a Westland a estas tandas: 3:00  p.m., 5:00  p.m., 7:00  p.m. y 9:00  p.m. Por favor, no se la pierdan.

¿Qué les parece el cine de Roman Polanski? ¿Ya vieron Carnage?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.