Cine y más Cine y más

04 mar 'TaxDermia' (México), un acto de reflexión en el FAE

Hoy, el Festival Internacional de Artes Escénicas de Panamá continúa su faena con la pieza ‘TaxDermia’ (México), a cargo del  Proyecto Sur Oeste Arte Escénico.

Este montaje, que une al teatro con la danza, expone los horrores que ha cometido el ser humano contra sí mismo y su entorno.

Temas:

‘TaxDermia’ se trata de una obra que a través de la danza y la construcción visual denuncia los errores cometidos por el hombre a lo largo de su devenir.  ‘TaxDermia’ se trata de una obra que a través de la danza y la construcción visual denuncia los errores cometidos por el hombre a lo largo de su devenir.
‘TaxDermia’ se trata de una obra que a través de la danza y la construcción visual denuncia los errores cometidos por el hombre a lo largo de su devenir. Cortesía

TaxDermia lo invita a ser testigo de situaciones clave en el devenir del ser humano: el nazismo, el abuso, el racismo, las desapariciones, las dictaduras, las guerras, el neoliberalismo, el capitalismo, la violencia... 

“No es una obra convencional. Fue creada para espacios alternativos: se ha bailado en cajas negras, en galerías, en espacios abiertos… El público hace un recorrido con los intérpretes por los espacios que el recinto propone, a manera de instalación. Cada escena habita dicho espacio y hace que el espectador se sumerja en ese momento que se le muestra”, anota Stephanie Lizethe García Martínez, creadora de TaxDermia.

Esta obra se presenta hoy viernes en el Arco Chato, San Felipe, a las 9:30 p.m., en el marco del Festival Internacional de Artes Escénicas de Panamá.

Se recomienda a los asistentes llevar calzado cómodo, y a García Martínez le gustaría mucho que entre los asistentes estén tanto adolescentes como adultos, por los temas que se abordan.

TaxDermia invita a la reflexión a partir de emociones que “se crean y se genera empatía o apatía y el espectador puede identificarse o no con una postura u otra. Al final, lo que se busca es plantar un germen de reflexión acerca de hacia dónde caminamos como humanidad. ¿Sirve de algo? Tal vez sí o tal vez no, a lo mejor uno se conmueve o aprecia que es una obra bella o tal vez alguien decida por ser un mejor ser humano, no desde el punto de vista moral, sino ético”.

A partir de la pieza ‘Terror y miserias del Tercer Reich’ (1938), del dramaturgo  Bertolt Brecht, se fue construyendo el montaje mexicano ‘TaxDermia’.

Que TaxDermia esté hoy en el Festival Internacional de Artes Escénicas de Panamá ( FAE) tiene una triple importancia para su creadora, Stephanie Lizethe García Martínez.

Por una parte, la proyección internacional que este evento ofrece, así como “la posibilidad de que otros programadores puedan conocer y considerar nuestro trabajo, y la más importante, es que más personas puedan apreciar TaxDermia, una obra muy especial, pues habla de la humanidad y contiene en alguna parte de sí, lo importante que significa ser latinoamericana”.

En esta obra mexicana se habla de los horrores cometidos por el hombre en un sentido universal. “Contiene algunos discursos de personas clave en la historia de esta parte del mundo, que representaron valores fundamentales en el pensamiento latinoamericano desde un sentido completamente humano: Salvador Allende, Ernesto Che Guevara…”.

Para García Martínez le resulta fundamental que audiencias de otras latitudes participen de esta propuesta y saber cómo la reciben.

En 2015 TaxDermia fue presentada en una g alería de arte en Tulsa, Oklahoma, Estados Unidos ( EU).

“Fue una experiencia maravillosa, pues muchos estados del sur y centro de EU fueron, en su momento, protagonistas del racismo a los negros”, recuerda.

En Tulsa se respira aún, anota, parte de ese legado de discriminación. “Por lo que ver la reacción de un público diferente al que habíamos estado habituados, solo se había presentado en México, fue una experiencia maravillosa. Es cierto que como anglosajones, ‘algo interno’ palpita diferente que en los latinos. Sin embargo, fue un público muy sensible y muy agradecido a esto que estábamos compartiendo”.

BERTOLT BRECHT

TaxDermia tiene como fuente  de inspiración la pieza teatral Terror y miserias del Tercer Reich (1938), del dramaturgo  Bertolt Brecht, quien “es un hito en la historia del teatro por ser el creador del teatro épico y de la vida, si consideramos todo lo simbólico que plasmó en sus obras tanto en sus fines, como en sus contenidos”.

Brecht viene a aportar a TaxDermia la estructura de espectáculo del teatro épico, “en donde en lugar de escenas son cuadros los que se muestran y que son consideradas unidades en sí mismas: cada uno de esos cuadros podría representarse de forma aislada, pues son y significan algo en sí mismos, pero también pueden formar parte de un todo, creando un universo con una lógica interna definida”.

La obra didáctica (teatro épico) es un género interesante porque “es un ejercicio silogístico. Es por ello que sus obras seguirán siendo actuales: es un género que empuja a la reflexión, a identificarse con una postura, a enfrentarse con una tesis, una antítesis y realizar una sinapsis”.

Este género es ideal para la denuncia social, “para mostrar aquello que los que dirigen las esferas de poder, no agrada; el teatro épico tiene fines intelectuales: reflexionar y accionar. También permite compartir la postura del creador. Esta forma de estructurar era perfecta para lo que yo buscaba compartir en TaxDermia”.

¿Por qué Brecht sigue vigente? “El día en que la guerra, los efectos del neoliberalismo, las desapariciones, los actos de corrupción del poder, el hambre, la violencia sean cosas del pasado, solo entonces quizás la obra de Brecht deje de ser actual”.

Después de que Stephanie Lizethe García Martínez leyó Terror y miserias del Tercer Reich, supo que tenía que usar el cuadro de “ La mujer Judía”.

“En el proceso de trabajo de mesa y al ir construyendo la concepción de lo que iba a ser el espectáculo, supe que esta estructura era perfecta para lo que había imaginado y pretendía construir”, dice.

Aunque advierte que TaxDermia no habla exclusivamente del nazismo. “Este es un hecho que aún no termino de comprender: esa convicción de acabar con seres humanos por montones, como si fueran animales es un horror que no termina de entrar en mi razón”.

Además de Terror y miserias del Tercer Reich le inspiró “un cúmulo de atrocidades que intenté quedaran reflejadas en esta obra”.

Hacer obra inspirada en la de otros, le permitió adentrarse de lleno “en universos que no podemos tener presentes de cualquier otra forma: investigar sobre una obra implica investigar sobre el autor, sobre el contexto en el que vivió, aspectos humanos, políticos, económicos, históricos y hasta hermenéuticos”. Es adentrarse a conocer a otros “desde el lugar y momento en el que estamos, es un ejercicio de 'otredad', de entender al otro. Brecht me cautiva por su pluma, por su obra y por el momento que vivió: publicar Terror y miserias del Tercer Reich, ser perseguido por Adolfo Hitler, ser marxista y creer en el comunismo”.

Brecht es uno de esos personajes que “actuaban de forma proporcional a la coherencia con la que concebían el mundo, su obra y su arte… Eso es lo que un artista debe ser”.

Otra aportación del t eatro épico brechtiano es que un personaje representa colectividades. Da como ejemplo, en La Mujer Judía: "el personaje que lleva el protagonismo no es solo Judith Keith, sino que es el caso de miles de judíos que aun siendo parte de una clase social privilegiada, fueron arrastrados al genocidio nazi ¿Víctimas? Este personaje es muy interesante porque en los años en que era esposa de un doctor alemán de clase alta, ella creía en la discriminación y el racismo. Con el nazismo, ella forma a ser parte de los que no merecen vivir. Esta es una paradoja humana devastadora".

CUADROS

Cada cuadro de TaxDermia muestra momentos diferentes en la historia humana: "a veces serán las dictaduras las protagonistas, a veces los efectos del neoliberalismo, o las voces de los que fueron violentados".

Los protagonistas de cada segmento son "todos los personajes que habitan ese cuadro-escena. No es una historia con una lógica lineal, ningún personaje es el mismo en el comienzo que en el final y mucho menos a lo largo de la puesta en escena; son imágenes que existen en su momento y espacio y que al término de cada cuadro, el siguiente significa algo diferente".

En el fondo, todo este conjunto lo que busca es "incentivar una reflexión sobre la humanidad y sobre uno mismo con relación a nuestra propia existencia frente a hechos como estos: es muy fácil ejercer un juicio sobre algo ajeno a nosotros, pero cuando nos corresponde ser protagonistas de acciones como estas ¿será verdad que tendremos la capacidad de actuar ética y humanamente de forma correcta? Si bien hay acuerdos morales que se corrompen desde su origen por ser acuerdos colectivos, es un hecho que hay conceptos como los de decidir sobre la vida de otros o violentar la vida de terceros que para nada dejan de ser valores éticos fundamentales".

ESPECIE QUE RAZONA

Preguntada sobre ¿qué momentos de la actualidad siente que manifiestan el horror de la naturaleza humana?  Stephanie Lizethe García Martínez respondió que "todos y cada uno de los que vivimos, pero también en cada uno de esos momentos, existe lo sublime, lo maravilloso del ser: es ese equilibrio del universo en donde existe la contraparte para que no se rompa dicha armonía. No tengo idea de si en algún momento dejaremos de tener esa parte de la dualidad del espíritu humano en la que la maldad y los horrores desaparezcan".

A veces ha pensado en que nuestra especie ha errado en el concepto de civilización, paz y armonía, pues el ser humano "es instinto por naturaleza y dentro de ese instinto –como los animales- existe ese impulso de luchar por la sobrevivencia, de alimentarse, de reproducirse, incluso de matar; sin embargo, esta distinción que se hace de ser una especie que razona; debiera influir de alguna manera a manejar ese instinto: ¿es que nos han obligado a reprimirlo o es que en realidad hemos logrado domesticarlo?".

"Cada individuo es el responsable tanto de su propia vida como de los actos para con terceros. Todos tenemos derecho a la libertad y a hacer con ella lo que cada persona desee, sin embargo; cuando la afectación de un tercero se encuentra de por medio, no se puede hablar de un ejercicio responsable de la misma: para que algunos enriquezcan, otros deben empobrecer, para que unos tengan poder entre sus manos, otros debieron haberlo cedido", plantea.

El rango del ejercicio de libertad individual "es muy corto. Por ello es que todas estas atrocidades existen y suceden. No sé si algún día en verdad, dejaremos de ser eso terrible que también habita en nosotros".

Siga a  Daniel Domínguez  en  Twitter: @DanielDomnguez1  y en  Instagram:  Daniel.Dominguez2006

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.