Viene de la 1b. coco, guandú y miel.

Cena muy panameña

En vez de turrón importado, ¿qué tal una cabanga hecha con deliciosa miel y papaya verde del patio?

Para nuestro festín escogimos un delicioso plato de arroz con coco, guandú y langostinos.

DE AQUÍ. Una comida con langostinos, platillo de nuestros mares. DE AQUÍ. Una comida con langostinos, platillo de nuestros mares.
DE AQUÍ. Una comida con langostinos, platillo de nuestros mares.

Dice el cuento que Andrea Gritti murió un día de diciembre de 1538, tras una pantagruélica atracada de anguilas asadas en Nochebuena.

Y es que las anguilas están asociadas con las fiestas de fin de año en Venecia, donde también protagonizan el risotto della visilia, (literalmente, "arroz de vigilia") en Nochebuena, y un extraño plato creado por los vidrieros de Murano, el bisato scotà, que no puede replicarse ya que ellos bañan la anguila en vidrio líquido hirviente, y una vez cocida la una y endurecido el otro, rompen el vidrio y comen.

También los austríacos disfrutaban de una buena carpa, ni se diga los noruegos, con sus salmones y bacalaos. Los italianos, por su parte, consumen aún lentejas en ciertos platos como el zampone con lenticchie, patitas de cerdo rellenas de lenteja, de Emilia Romana; y en la noche de San Silvestre (31 de diciembre), por toda Roma se consumen lentejas.

Así que para nuestro festín sustituimos las lentejas por un delicioso y criollísimo plato de arroz con coco, guandú y langostinos (no de los más grandes) apenas hervidos con mucha sal, para disfrutar con el pargo. De postre estuve tentada por el turrón, gracias a las preocupaciones de la mesa navideña sufridas en el siglo XVI por el rey Felipe III de España, quien mandó a distribuir más turrón entre los pobres, para ayudarles a celebrar Navidad.

Pero con el alza del costo del turrón importado, nos decantamos por un zapallo hervido con miel de caña, canela y clavitos, y redescubrimos la cabanga, esa delicia interiorana hecha con papaya verde, coco y miel de caña. Y si por ahí algún buen samaritano llega tocando con los codos, con una botellita de ron o espumante, que no tiene que ser champaña; o con media docena de tamales con que redondear la mesa del veinticuatro o veinticinco, me sentiré igual de feliz. Y daré gracias al agricultor, al pescador y al zafrero que hicieron posible este festín panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sociedad Empieza demolición de la cárcel pública de David

Las autoridades dijeron que tenían identificados a los autores del siniestro.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel Q.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Canal ampliado 99% de avance en trabajos en esclusas

Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación.
Más de 2 mil tránsitos en 15 meses de operación. LA PRENSA/Archivo

Los trabajos menores y defectos pendientes en el tercer juego de esclusas que desarrolla el contratista Grupo Unidos por el ...

SEGURIDAD EN NAVEGACIÓN 121 actos de piratería

Infografía Infografía
Infografía LA PRENSA

Entre enero y septiembre se han registrado 121 incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques en distintas partes ...

negocios Cinco SEM se instalarán en el país

Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año. Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.
Visa es una de las 12 firmas aprobadas este año.

Las estadounidenses Visa y McKinsey & Company, Inc., y la suiza Panalpina World Transport, son algunas de las firmas que ...