Elogiar, arma de doble filo

El exceso de refuerzo positivo en los infantes crea personalidades muy dependientes, con baja tolerancia a la frustración y poca autonomía.

Temas:

EDUCACIÓN. Los padres deben estar pendientes de sus hijos, tanto de las cosas malas como de las buenas. Photos to Go EDUCACIÓN. Los padres deben estar pendientes de sus hijos, tanto de las cosas malas como de las buenas. Photos to Go
EDUCACIÓN. Los padres deben estar pendientes de sus hijos, tanto de las cosas malas como de las buenas. Photos to Go

Si es de esos padres que les gusta elogiar a sus hijos por lo mínimo que hagan, tenga cuidado. Al parecer, la alabanza excesiva puede traer consecuencias.

El psicólogo chileno Isaías Sharon Jirikils señaló en un artículo publicado en su web que “demasiados ‘¡muy bien!’ cada vez que su hijo haga algo puede convertirlo en adicto a las recompensas o terminar por afectar su desempeño escolar”.

En su escrito menciona la opinión de Mariarita Bertuzzi, quien es terapeuta familiar y profesora de la Universidad de los Andes, Colombia.

Bertuzzi concuerda con la posición de Sharon: “el exceso de refuerzo positivo crea personalidades muy dependientes, con baja tolerancia a la frustración y poca autonomía. Contrario a lo que se cree, no se genera autoestima alta con estas conductas”, indicó Bertuzzi.

La psicóloga Brenda Díaz recalca que el elogio es una herramienta para motivar y educar a los pequeños, pero reconoce que en efecto debe existir un límite.

Algunos padres, comenta Díaz, piensan que fortalecen la autoestima de sus hijos felicitándolos por todo lo que realicen, pero hay que evaluar la acción antes de emitir comentarios. “Además, es el niño el que debe desarrollar a lo interno la confianza y sobre todo valorarse así mismo como persona”, añade la psicóloga Díaz.

Que se logre o no aumentar el autoestima del infante no es el único dilema de los elogios exagerados. Según Díaz, es probable que el niño enfrente dificultades para relacionarse con sus compañeros de clases y otros niños porque querrá ser el mejor en todo.

Otra consecuencia de elogiar en exceso a los pequeños es que se pueden deprimir, aunque parezca contradictorio. ¿Cómo? Si en un momento dado no se les aplaude se sentirán tristes, porque están acostumbrados a ser elogiados aunque no den su mejor esfuerzo, explica la maestra de preescolar Yaritza Peralta.

Peralta y Díaz recomiendan a los padres estar pendientes de las cosas malas y buenas que hacen sus hijos pero no solo dirigirse a ellos con felicitaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Videos Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas

Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas Vídeo
Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas

El gerente general de Mi Bus, Ignasi Armengol, compartió con un grupo de periodistas donde hablaron sobre nuevas ideas, ...

comunicado oficial Presidente de Brasil tiene obstrucción coronaria

El mandatario de Brasil, Michel Temer. El mandatario de Brasil, Michel Temer.
El mandatario de Brasil, Michel Temer. AFP/Archivo

El presidente Michel Temer fue diagnosticado con obstrucción parcial de las arterias coronarias, informó el viernes el palacio ...

MÚSICA Afrodisíaco lanza su primer disco

Afrodisíaco durante una reciente participación en el Festival África en América. Afrodisíaco durante una reciente participación en el Festival África en América.
Afrodisíaco durante una reciente participación en el Festival África en América. CORTESÍA

Afrodisíaco, los panameños ganadores de la Gaviota de Plata en el festival Viña del Mar 2016 en Chile,  presentarán este 26 de ...