'CANAL DE EMPRESARIAS'

Emprender con toque femenino

Emprender con toque femenino
Emprender con toque femenino

Ciertamente, el empredimiento femenino ha crecido en el ámbito global. El informe sobre emprendimiento femenino, publicado en 2014 por el Global Entrepeneurship Monitor (GEM, por sus siglas en inglés), afirma que estas iniciativas juegan un papel “crítico para la economía, el desarrollo y la sostenibilidad”, pues el desarrollo empresarial es un elemento que permite que las economías se beneficien de los talentos, energía e ideas que aportan las mujeres al mercado.

El argumento anterior formó parte de la conferencia “Mujer, emprendimiento y tecnología”, organizada el pasado jueves por la Asociación de Mujeres Directoras Corporativas (WCD Panamá) y la Fundación Ciudad del Saber, a través del proyecto Canal de Empresarias.

La jornada convocó a un gran número de damas emprendedoras y directoras corporativas interesadas en el tema, conducido por Yanire Braña, fundadora y directora ejecutiva del MET (Mujer, empresa y tecnología), una organización sin fines de lucro nacida en España, que busca fomentar y asesorar sobre el emprendimiento femenino.

Muy pocas [damas] empiezan negocios y mucho menos son las que logran sostener su empresa hasta el tercer año”


Yanire Braña
, fundadora y directora ejecutiva del MET (Mujer, empresa y tecnología)

El desarrollo de oportunidades para las mujeres y el apoyo que las nuevas herramientas tecnológicas fueron argumentos centrales de su coloquio.

En entrevista con este diario, Braña explicó que América Latina registra un alto nivel de emprendimiento, aunque aún hace falta mayores iniciativas femeninas. “Muy pocas [damas] empiezan negocios y mucho menos son las que logran sostener su empresa hasta el tercer año”, dijo la experta.

En el ámbito femenino, el emprendimiento ha tomado nuevos giros y las damas hoy se inclinan por penetrar en campos de negocios heterogéneos, “como la logística, la innovación y consultorías, por ejemplo”, mencionó Braña, quien remarcó que estas nuevas iniciativas llevan implícitas una mayor “sensibilidad” por los temas de responsabilidad social.

Edición Impresa