Recuerdos de una ‘miss’

A Elzevir Malek le tocó ser la primera en portar la banda de Miss Panamá, en medio de situaciones penosas que hoy son recordadas con jocosidad.

Temas:

ANÉCDOTA. Elzevir Malek recibió este año su corona como Miss Panamá, 59 años después de haber ganado la primera versión del certamen. LA PRENSA/Archivo ANÉCDOTA. Elzevir Malek recibió este año su corona como Miss Panamá, 59 años después de haber ganado la primera versión del certamen. LA PRENSA/Archivo
ANÉCDOTA. Elzevir Malek recibió este año su corona como Miss Panamá, 59 años después de haber ganado la primera versión del certamen. LA PRENSA/Archivo

Elzevir Malek recuerda con agrado una curiosa anécdota. Fue elegida una noche de 1952 como la primera Miss Panamá, pero nunca le dieron su corona, el símbolo de toda reina de belleza.

Cuando llegó el momento cumbre, ese en el que de los labios del moderador sale el nombre de la ganadora, tenían lista la corona de la reina del Carnaval del Club Unión, en estricta calidad de préstamo.

Luego del anuncio, de los aplausos, del paseo de la nueva reina y las fotos para los periódicos, la organización del concurso le retiró la aureola ajena a la joven, dejándola literalmente como en una reina sin corona.

La descortesía fue resarcida por el concurso, pero tardaron un poco; 59 años para ser precisos. El pasado 26 de mayo, en el Teatro Anayansi, la organización del Miss Panamá coronó finalmente a Elzevir durante la escogencia de la Miss Panamá y la Miss Mundo 2011. Esta vez, la ahora veterana miss no tuvo que devolver la joya.

¿Por qué nunca dijo lo de la corona?

—Es que los muchachos de antes hacían mucho caso a sus padres. Cuando mi mamá me preguntó: ‘¿dónde está tu corona?’ y le dije que era prestada de una reina de Carnaval del Club Unión, su respuesta fue: ‘Te quedas callada, no se te ocurra decir absolutamente nada; hay que tener dignidad y orgullo’. Y yo fui obediente. Mucho tiempo después lo dije en una entrevista para el suplemento Ellas. Fue hace como 10 años.

¿Por qué no tuvieron la corona?

—No sé. Tal vez no tenían tantos patrocinadores. Las organizadoras no tenían mucha experiencia.

¿Después el concurso estuvo así, sin coronas para las reinas?

—No, yo coroné a Emita Arosemana, y esa corona no era prestada.

¿Cómo fue ese primer concurso?

—No quiero criticar a nadie, porque los que lo organizaron no tenían experiencia, pero la verdad es que no practicábamos mucho, nada de ejercicios, ni masajistas ni dietas. Solo nos dijeron: ‘tienen que salir así y caminar así’. Repito, no es por criticar, es como una anécdota, pero eso era una improvisación, porque era el primer concurso. Fue en el hotel El Panamá, que para ese tiempo se llamaba hotel Hilton.

Eran como veintitantas chicas, pero fueron eliminando a las de la provincia de Panamá porque eran más. Me acuerdo de la de Bocas del Toro, Lidia Thomas; y Raquelita Fernández, creo que era de Veraguas.

Teníamos que modelar en traje de baño, de noche y típico. El traje de baño era marca Catalina. En ese tiempo coronaban a la vencedora en traje de baño.

¿Usted en realidad quería participar?

—Yo no quería. No sé como los que organizaban el concurso se contactaron con el representante del Club de Leones de Aguadulce, Manuel de Jesús Uriola, y le dijeron que faltaba poco tiempo para el certamen y solo faltaba la chica de Coclé. Chuito, como le decían a Uriola, fue con mis padres a decirles que yo tenía que ser la representante de la provincia. Yo le dije: ‘Ay Chuito, mi mamá no me deja ni ir a fiestas de 15 años’.

¿Qué tal la experiencia en el Miss Universo?

—Eso llegó rápido, casi después que me eligieron. Si pasó una semana fue mucho. Se realizó en Long Beach, California (EU). Fueron 14 horas de vuelo; fue mi primer vuelo en avión. Hicimos escalas por toda Centroamérica. Ahora hay vuelos que van más directos.

La experiencia fue muy bonita. Hice amistad con las concursantes de Cuba, Perú, Venezuela y Uruguay. Las latinas estábamos unidas.

Nos llevaron a los estudios de cine de Hollywood y allí conocimos a unos actores. El concurso lo ganó Armi Kuusela, de Finlandia, una fula muy bonita.

¿La apoyaron para representar al país?

—Nada, yo tuve que llevar mis cosas. A uno le preguntan las cosas y hay que responderlas con la verdad. Yo llegué a EU con la representante venezolana y no me fueron a buscar. En ese tiempo la comunicación desde los países era por cables y algo falló, así que el embajador de Venezuela, que fue a recibir a la concursante de su país, me llevó a su embajada y llamó a los panameños y allá me fueron a buscar.

La venezolana llevaba un séquito: estilistas, medios, fotógrafos, una hermana... era algo increíble. Yo estaba sola. Pero me sentí muy bien, la venezolana me trató muy bien. Se llamaba Sofía Silva.

¿Qué más pasó en el certamen?

—Allá también había que desfilar en traje típico y me tuve que poner la pollera yo sola. Tuve que usar un espejito y meterme yo sola los tembleques; me tomó mucho tiempo y me incomodó, me preguntaba si me habría quedado bien. Soy clarita como el agua, no me gusta estar con paños tibios, al pan pan y al vino vino y ya.

Luego recibí muchas cartas del exterior de admiradores. Fueron muchas, de personas que nunca conocí. En ese tiempo yo era como muy niña. Tenía 18 años, pero era muy niña, ni lápiz labial había usado.

¿Qué le parecen los concursos de ahora?

—Después seguí los concursos por un tiempo, pero luego no. No los he visto hasta este último, que me parece que quedó bien.

¿El ser reina le abrió puertas?

—Sí. Donde llegaba decían: ‘llegó la Miss Panamá, llegó Elzevir’; los carros paraban para que pasara, la gente era muy cariñosa. Cuando volví del Miss Universo empecé a trabajar con un salario de 125 dólares en el Ministerio de Agricultura y Comercio. Después pasé a la Presidencia y allí estuve por ocho años, hasta que llegó el presidente Roberto Nino Chiari y me destituyeron porque yo no era liberal.

Yo estaba encinta... no, espérece... sí... Es que se me vienen muchas cosas a la mente con tantas preguntas, es un enredo.

En la Presidencia yo era secretaria del secretario general, algo así como los viceministros de hoy.

Dos años después me nombraron en Auditoría Municipal y luego fui al Tribunal Superior de Trabajo, donde estuve por 18 años, hasta que me jubilé.

¿Cuándo se casó?

—En 1958. Tengo 52 años de casada y este año cumplo 53. Elías Morón es mi esposo, pero no es morón, es muy inteligente. Tengo tres hijos: Ariel, de 51 años; Alexis, de 50; y Gisella, de 48. Tengo cuatro nietos.

Mi esposo me vio en el periódico cuando gané el Miss Panamá y dijo: ‘¡esta es!, con esta me caso’. Yo le salía huyendo, pero insistió e insistió, a donde yo iba el aparecía, no sé cómo hacía, ¡ay madre mía! era una cosa.

¿Cómo transcurre un día normal para usted?

—Me paro a las 5:00 a.m., hago desayuno, atiendo mi jardín, me encanta lo verde; hago mandados, voy al supermercado, voy al banco, manejo, veo televisión y cocino. Me acuesto entre 10:00 p.m. y 11:00 p.m. No tomo siestas, porque entonces no puedo dormir en las noches.

¿Qué le diría a los chicos de hoy?

—Que no vayan tan acelerados, que vivan su juventud. Todo llega a su tiempo. Cultiven los valores, eso es más importante que la belleza exterior.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

escribió una carta Temer dice que hay 'una conspiración' para sacarlo del poder en Brasil

El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas.
El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. AFP/Archivo

El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó el lunes ser víctima de una conspiración para destituirlo urdida por el ...

tercer trimestre Netflix supera expectativas de suscripción y gasta cada vez más

El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente.
El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. AP/Archivo

De Alemania a Brasil, Netflix Inc. arrasó en su campaña para crear una red de televisión global, anotando el mejor tercer ...