<div class="nav-bot-temas"></div>
ELIMINATORIA PARA CATAR

Palestina y Arabia Saudita empataron sin goles en un partido muy especial

Cerca de 300 periodistas se acreditaron para el juego, según responsables palestinos.
Los dos equipos antes del comienzo del partido.

Arabia Saudita se enfrentó este martes a la selección de fútbol de Palestina (0-0) en Cisjordania por primera ocasión, luego de haber rechazado en el pasado entrar en el territorio para no pedir una autorización especial a Israel.

Ambos equipos se enfrentaron en el marco de la fase de clasificación para la Copa del Mundo de 2022 en el estadio nacional palestino de Al-Ram, una ciudad de Cisjordania separada de Jerusalén por una barrera.

Los países árabes hicieron históricamente de la solución del conflicto palestino la condición de una normalización de las relaciones con Israel, y Arabia Saudita no mantiene relaciones diplomáticas oficiales con el Estado hebreo.

Pero en el curso de los últimos años, clubes y selecciones de la mayoría de los países árabes jugaron en los Territorios palestinos ocupados y así pues pidieron autorización ante las autoridades israelíes.

Algunos países como el Líbano y Egipto se niegan todavía a disputar partidos contra los Palestinos en su casa.

Arabia Saudita no reconoce oficialmente a Israel y a menudo brindó su apoyo a los palestinos.

 

Palestina y Arabia Saudita empataron sin goles en un partido muy especial
Los dos equipos antes del comienzo del partido.

Algunos analistas, no obstante, sostienen que Riad y Jerusalén han mantenido en los últimos tiempos encuentros secretos para abordar el tema de Irán, su enemigo común.

Israel considera que Jerusalén es su capital "indivisible", mientras que los palestinos quieren hacer de Jerusalén-Este la capital del Estado al que aspiran.

En las tribunas del estadio, pese a la ausencia de seguidores sauditas, las 8 mil localidades se distribuyeron gratuitamente, lo que provocó largas colas de ciudadanos palestinos para obtener algún billete.

A una veintena de kilómetros de Jerusalén, algunos seguidores gritaron "Dios, Palestina y Jerusalén son árabes".

Otros cientos de hinchas siguieron el encuentros desde las ventanas de los inmuebles colindantes al estadio, situado a escasos metros de la frontera que separa Cisjordania de Jerusalén.

"Será la primera vez que vaya a ver en persona a un saudita", dijo a la AFP Wajd Waji, de 20 años, antes del inicio del partido, al que asistió junto a tres amigos, todos vestidos con la camiseta del equipo palestino.

En un edificio cercano al campo de juego, se desplegaron las banderas palestina y saudita. En el interior, los retratos del rey saudita Salmán y del príncipe heredero Mohamed ben Salmán, al lado de los dirigentes palestinos Mahmud Abás y de su predecesor Yasser Arafat.

Cerca de 300 periodistas se acreditaron para el partido, según responsables palestinos.

En lo deportivo, tras este empate, los sauditas suman cinco puntos en tres partidos en un grupo muy igualado, mientras que Palestina suma dos puntos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL