NACIONAL DE BéISBOL JUVENIL

Panamá Metro, a un juego de coronarse

Panamá Metro, a un juego de coronarse
Panamá Metro, a un juego de coronarse


Nueve carreras en las primeras tres entradas y efectivo trabajo de los lanzadores, colocaron a Panamá Metro a un triunfo de conquistar su quinto título consecutivo, al vencer anoche a Herrera 9 a 2, en el cuarto partido de la serie final del Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil, dedicado al ex grandes ligas Ramón Monchi Webster.

En el estadio Justino Salinas de La Chorrera, la novena capitalina dejó clara su superioridad en el primer tercio de partido con dos anotaciones en el primer inning, tres en el segundo y otras cuatro en el tercero. Los herreranos fabricaron una en el cuarto tramo y la otra en el octavo.

Ahora Panamá Metro lidera la serie final tres juegos a uno (3-1) y esta noche buscará coronarse en el mismo estadio y así seguir reinando por quinta temporada seguida en la categoría juvenil. Del lado de Herrera, la situación es crítica y saldrá por una victoria para extender la serie y regresar a casa, el Rico Cedeño de Chitré el domingo.

Ayer, los lanzadores metropolitanos trabajaron de forma sólida, limitando a la artillería herrerana en cuatro imparables. El partido lo empezó Adán Frías, quien trabajó 4.1 episodios, con 3 hits permitidos, 1 carrera, dio 3 bases por bolas y recetó 11 ponches.

El triunfo fue para Nicolás Batista, quien siguió en el montículo durante 3.1 entradas. La labor la terminaron Juan Solís y Rubén Gómez. La derrota fue para Rafael Jaén, primero de tres tiradores.

A la ofensiva por Panamá Metro sobresalieron Lojhan Bernal, quien dio de 4-3, dos remolcadas; Jairo Carrillo de 3-2, una producida; David Escobar de 5-2, una remolcada; y Abraham Rodríguez de 4-2, dos impulsadas.

Los cuatro imparables de Herrera fueron conectados por Carlos Zaldívar (2-1), Francisco González (4-1), Javier García (4-1) y Francisco Pimentel (4-1). 

RÉCORD OFENSIVO

De acuerdo con un reporte de la Federación Panameña de Béisbol, el herrerano Javier García empató la marca de más imparables para un jugador juvenil con 113, alcanzando al chiricano Lauren Flores.