ESTO CASI CUADRIPLICA LO QUE SE ESTIMó

Tokio 2020: gastos exceden los 25 mil millones de dólares

Tokio 2020: gastos exceden los 25 mil millones de dólares
Se han acelerado los trabajos en las diferentes instalaciones deportivas.

El costo de los Juegos Olímpicos de Tokio sigue disparándose, pese a que los organizadores locales y el Comité Olímpico Internacional (COI) insisten en que han reducido los gastos.

Un informe recientemente difundido por la Controlaría del gobierno nacional arrojó que Japón acabaría gastándose 25 mil millones de dólares en el montaje de los Juegos, y que la cifra final podría ser más alta.

Esto casi cuadriplica lo que se estimó en la propuesta de Tokio para obtener la sede en 2013, cuando se proyectó una inversión de 829 mil millones de yenes, o 7 mil 300 millones de dólares con el actual tipo de cambio.

Llevar la cuenta de los gastos en Tokio cada vez es más difícil, a medida que se aceleran las obras, se acercan las fechas de entrega y arrecian las disputas sobre lo que constituye o no un gasto relacionado con los Juegos. La engorrosa contabilidad complica también la tarea de identificar a los responsables de un pago o a quién saca beneficio.

En diciembre, el comité organizador de Tokio informó que su presupuesto era equivalente a 12 mil millones de dólares.

Esto consistió de contribuciones equitativas de 5 mil 300 millones de dólares del comité organizador y del gobierno metropolitano de Tokio, con otros mil 300 millones de dólares inyectados por el gobierno nacional.

Tokio 2020: gastos exceden los 25 mil millones de dólares
Se han acelerado los trabajos en las diferentes instalaciones deportivas.

Pero un mes después, la gobernadora de Tokio Yuriko Koike dijo que la ciudad tendría que aportar 7 mil 200 millones de dólares extra “para proyectos directa o indirectamente relacionados  con los Juegos”.

Koike explicó que los gastos corresponden a erigir instalaciones sin barreras para los atletas que competirán en los Juegos Paralímpicos, el entrenamiento de los voluntarios, la publicidad y promoción turística.

Todo esto elevó el costo total a casi 19 mil 100 millones de dólares.

Tanto el COI como los organizadores locales difirieron de los desembolsos olímpicos, al describirles como “costos administrativos normales” que están “fuera del presupuesto global”.

Al ser consultado sobre el asunto el martes, el presidente del COI Thomas Bach respondió que el organismo olímpico “no tiene influencia” sobre el reporte gubernamental.

“Esta es una discusión que tenemos con todos los presupuestos de Juegos Olímpicos”, admitió el dirigente en una rueda de prensa que ofreció en Buenos Aires, tras concluir la 133 sesión del COI.

Edición Impresa