Juegos en Río de Janeiro

El Chico Tiburón nada por la gloria paralímpica y salvar escualos

La vida de Achmat Hassiem ha estado relacionada con los tiburones desde aquel día cuando un gran escualo blanco lo mordió durante un simulacro para salvavidas.

Temas:

Achmat Hassiem está entrenando y buscará su tercera medalla en Juegos Paralímpicos. Achmat Hassiem está entrenando y buscará su tercera medalla en Juegos Paralímpicos.
Achmat Hassiem está entrenando y buscará su tercera medalla en Juegos Paralímpicos. AFP/Yasuyoshi Chiba

El sudafricano Achmat Hassiem se motiva en la piscina paralímpica imaginando que un tiburón lo persigue... el mismo que le arrancó media pierna hace una década.

La vida de Hassiem ha estado inexorablemente relacionada con los tiburones desde aquel día en Ciudad del Cabo cuando un gran escualo blanco lo agarró durante un simulacro para salvavidas.

El tiburón casi lo mata aquel día, hoy esa lesión lo impulsó a los Juegos Paralímpicos de Río. Y la semana que viene, cuando terminen sus terceros y últimos Juegos, comenzará una nueva carrera: un defensor de la sobrepesca de estos animales.

"En cuestión de segundos estaba cara a cara con el tiburón", siguió. Luchando para mantenerse lejos de la boca, incluso trató de montarse en el lomo para darse cuenta que su pierna derecha no se movía. "Fue ahí cuando vi que la mitad de mi pierna estaba ya en la boca del tiburón", señaló.

"Mi sobrenombre es el Chico Tiburón", comentó a la AFP el martes después de competir en los 100 m libres. "Mi hermano dice que es un título que suena a superhéroe y quiero pensar que lo es", añadió.

Cuando Hassiem, de 34 años, se quita su prótesis, adornada con los colores sudafricanos, y entra en la piscina azul, no puede no pensar en el momento en que tomó lo que pudo haber sido la última sumergida de su vida.

"De hecho uso ese miedo para competir", indicó. "Me imagino a un gran tiburón blanco de 4.7 metros guiándome por el carril y presionándome para tratar de salir primero", señaló.

Fue el 13 de agosto de 2006, cuando tenía 24 años, que Hassiem y su hermano menor Tariq estaban haciéndose pasar por víctimas en un ejercicio para salvavidas en la playa Muizenberg. Cuando esperaba para ser rescatado por un bote, notó que un triángulo gris se acercaba a su hermano.

"Pensé que era un delfín, un delfín o una foca. Decidí chequear debajo del agua", recordó. Al salir a la superficie, solo gritó: su hermano estaba en el camino de un tiburón. Y temiendo que el bote no llegaría a tiempo, Hassiem comenzó a golpear el agua para tratar de desviar la atención de Tariq.

El plan funcionó, su hermano estaba a salvo. Hassiem, no obstante, tuvo que pelear por su vida.

Achmat Hassiem ahora ayuda para proteger a los tiburones. Expandir Imagen
Achmat Hassiem ahora ayuda para proteger a los tiburones. AFP/AFP/Yasuyoshi Chiba

"En cuestión de segundos estaba cara a cara con el tiburón", siguió. Luchando para mantenerse lejos de la boca, incluso trató de montarse en el lomo para darse cuenta que su pierna derecha no se movía. "Fue ahí cuando vi que la mitad de mi pierna estaba ya en la boca del tiburón", señaló.

El tiburón arrastró Hassiem bajo el agua por unos 50 metros, distancia que por cierto, es la misma de la piscina olímpica. Solo cuando el animal le arrancó la pierna, pudo volver a la superficie, casi ahogado, y ser rescatado.

Hassiem se recuperó, pero sin su pierna se desintegraban el sueño de convertirse en jugador profesional de fútbol.

Fue ahí cuando la sudafricana Natalie Du Toit, que ganó varias medallas paralímpicas, le recomendó la piscina. No hubo vuelta atrás. "Me adueñé de la piscina como el tiburón del océano", bromeó.

Hassiem compitió en Pekín 2008, en Londres 2012, donde ganó bronce, y ahora en Río cerrará por otra presea.

"Ahí viene la parte loca", anunció entre risas. Naciones Unidas lo nombró el año pasado guardián global de los tiburones.

"Implica trabajar para proteger a los tiburones en todo el mundo, algo así como un defensor o embajador de los tiburones", explicó este atleta, alto y amigable.

Lejos de albergar odio o rabia por el animal que casi le quitó la vida, se siente en el deber de detener la sobrepesca que está destruyendo poblaciones de tiburones y amenazan con interrumpir la cadena alimenticia del océano.

"Las estadísticas son terribles. Unos 100 millones de tiburones son asesinados cada año y bueno, más humanos son asesinados por una tostadora que por un tiburón", señaló.

Y viendo cómo su vida cambió desde aquel día aterrador no duda en decir: "Tengo que devolver a los tiburones lo que los tiburones me dieron a mí".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

paseaba en bicicleta México: asesinan en presunto asalto a un directivo de la cadena Televisa

El crimen de Lagos ocurrió en una carretera que conduce al sitio arqueológico de Teotihuacán. El crimen de Lagos ocurrió en una carretera que conduce al sitio arqueológico de Teotihuacán.
El crimen de Lagos ocurrió en una carretera que conduce al sitio arqueológico de Teotihuacán. Tomado de Twitter

Un directivo de la cadena mexicana Televisa del área de telecomunicaciones fue asesinado este domingo en un presunto asalto ...

no logran mayoría absoluta Expresidente Piñera, favorito en las elecciones de Chile; va a segunda vuelta con Guillier

Simpatizantes del candidato presidencial Sebastián Piñera celebran los resultados de los comicios generales. Simpatizantes del candidato presidencial Sebastián Piñera celebran los resultados de los comicios generales.
Simpatizantes del candidato presidencial Sebastián Piñera celebran los resultados de los comicios generales. AFP

Con el 84.75% de los votos revisados, el expresidente y candidato centroderechista Sebastián Piñera encabezaba la tarde del ...

Mundo Zimbabue: Mugabe se abstiene de renunciar

Mugabe, el más veterano jefe de Estado del mundo, aparecía cada vez más aislado tras haber sido abandonado por el ejército, por el Zanu-PF y por los veteranos de guerra. Mugabe, el más veterano jefe de Estado del mundo, aparecía cada vez más aislado tras haber sido abandonado por el ejército, por el Zanu-PF y por los veteranos de guerra.
Mugabe, el más veterano jefe de Estado del mundo, aparecía cada vez más aislado tras haber sido abandonado por el ejército, por el Zanu-PF y por los veteranos de guerra. AP

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, prometió el domingo que presidirá el próximo congreso partidario, durante un ...