La dirigencia universitaria y el 9 de enero

Temas:

Dirigentes universitarios encabezan la manifestación hacia la presidencia. De izquierda a derecha, 1a. fila: Honorio Quesada, Floyd Britton, Víctor Ávila, Adolfo Ahumada, Augusto César Arosemena, Simón Lypsic. 2a. fila s/n, s/n, Moisés Carrasquilla, Euribíades Herrera, Adán Castillo Galástica, Jony Hurtado. 3a. fila Luis Carlos Jiménez, s/n, Rodolfo Murillo, s/n, De León, Antonio Elvy, Sergio Pérez Saavedra. Dirigentes universitarios encabezan la manifestación hacia la presidencia. De izquierda a derecha, 1a. fila: Honorio Quesada, Floyd Britton, Víctor Ávila, Adolfo Ahumada, Augusto César Arosemena, Simón Lypsic. 2a. fila s/n, s/n, Moisés Carrasquilla, Euribíades Herrera, Adán Castillo Galástica, Jony Hurtado. 3a. fila Luis Carlos Jiménez, s/n, Rodolfo Murillo, s/n, De León, Antonio Elvy, Sergio Pérez Saavedra.
Dirigentes universitarios encabezan la manifestación hacia la presidencia. De izquierda a derecha, 1a. fila: Honorio Quesada, Floyd Britton, Víctor Ávila, Adolfo Ahumada, Augusto César Arosemena, Simón Lypsic. 2a. fila s/n, s/n, Moisés Carrasquilla, Euribíades Herrera, Adán Castillo Galástica, Jony Hurtado. 3a. fila Luis Carlos Jiménez, s/n, Rodolfo Murillo, s/n, De León, Antonio Elvy, Sergio Pérez Saavedra.

Al agotarse la tarde del 9 de enero de 1964, ya el conflicto se había instalado. El encono que los residentes norteamericanos en la Zona del Canal habían acumulado por la presencia de la bandera panameña terminó por explotar. Los estudiantes del Instituto Nacional que trataron de izarla en la Escuela Secundaria de Balboa fueron agredidos y la bandera quedó maltrecha, convertida en símbolo de intolerancia colonial.

Fue alrededor de las siete de la noche que la dirigencia de la Unión de Estudiantes Universitarios recibió la información sobre los episodios que ocurrían en Balboa. Las modestas oficinas ubicadas en el primer piso de la Facultad de Filosofía, Letras y Educación se convirtieron en un hervidero. El presidente de la Unión, Eligio Salas, dirigió el veloz cruce de ideas que se desarrolló con los que se iban convocando de las facultades. Para esos tiempos, reunir en muy pocos minutos una columna estudiantil seria y madura de alrededor de mil personas era posible, porque había un alto grado de conciencia, alcanzado por el estímulo hacia la comprensión de problemas nacionales e internacionales.

De la Universidad salió la marcha en recorrido por la avenida Transístmica y luego la Frangipani, para desembocar en los límites entre el área jurisdiccional de Panamá y la Zona del Canal. Ya se sabe que la presencia estudiantil universitaria estimuló a cientos de panameños a echarse a las calles y acompañar a los que tenían banderas panameñas con intención de dejarlas colocadas en la Zona. Como una fuerza incontrolable, y quizás porque reconocieron a algunos de los dirigentes juveniles de aquellos momentos, el grueso del público empezó a reaccionar, y a conocer de la afrenta sufrida por la bandera cuando la defendían los institutores.

La cerca que se levantaba en la avenida 4 de Julio – de los Mártires, después-- fue cayendo por el brío de manos anónimas provenientes de los barrios populares del sector, San Felipe, El Chorrillo, Santa Ana, San Miguel, Calidonia, que actuaban como cuando un dique se desborda. Los universitarios tratamos de introducir cierto grado de organización, para que la colocación de la bandera fuera efectiva y acrecentara el simbolismo de la lucha, pero ya las balas habían empezado su trabajo de destrucción.

La policía de la Zona del Canal ya había sido reemplazada por el ejército. No había manera de cruzar las alambradas, pero el esfuerzo se hacía.

En medio de la confrontación, algunos de los que esa noche habíamos salido de la Universidad, logramos entrar al Instituto Nacional y orientar un rumbo, darle un sentido más orgánico a ese movimiento tan espontáneo. De allí salió la consigna de dirigir a cuanta gente se pudiera hacia la presidencia. La decisión demostró ser correcta, porque se logró mayor cohesión de la muchedumbre y el presidente Chiari anunció desde el balcón la ruptura de relaciones diplomáticas. Eligio Salas, César Tuto Arosemena y Federico Britton, subieron en representación de la manifestación que ocupaba parte de la avenida Eloy Alfaro. El sector universitario se ocupó de que el movimiento no quedara agotado en la izada de la bandera–lo cual era trascendente–sino que se fijara un objetivo, compuesto por dos elementos: la ruptura de relaciones diplomáticas y, como cosa de fondo, la negociación de un tratado que reemplazara al de 1903.

Al día siguiente, muy temprano, habiendo conocido por el ministro de Educación de Chiari, Manuel Solís Palma, que algunos miembros del Gabinete estimaban que quizás la ruptura de relaciones con Estados Unidos había sido una medida demasiado radical, los universitarios convocamos otra reunión en el Paraninfo, la cual se realizó alrededor de las 10. Se llevó a cabo otra marcha y Chiari ratificó su decisión. Las balas continuaban, quizás con mayor intensidad que el propio día nueve, pero ya había claridad sobre las aspiraciones nacionales.

Asumir la vocería de manifestaciones espontáneas con vigor de emoción patriótica resultaba extremadamente difícil. En las circunstancias de esos días, fue posible porque el sector universitario se agitaba constantemente y había podido convencer a buena parte de la población de su interés en las reformas que requería la educación universitaria, con propuestas claras y concretas. En los momentos de la acción colectiva de enero de 1964 ninguno de los partidos políticos que discutían sus candidaturas para las elecciones del mes de mayo de ese año tenía posibilidad de influir notablemente sobre el público agitado en el tema de la soberanía. Los universitarios quizás estábamos más cerca, el movimiento tenía cierto prestigio. Quizás esa es la razón por la cual, apenas fue declinando la presencia del público en las calles aledañas a la Zona del Canal, se formaron comités para el análisis, tanto de la coyuntura, como de las materias que gravitaban en el fondo del problema. La Unión de Estudiantes Universitarios y la Federación de Estudiantes de Panamá volcaron energías en esos debates tan intensos y se decidió impulsar, fortalecer y apoyar el Comité Pro Defensa de la Soberanía, que comenzó a funcionar en la Casa del Periodista.

El nueve de enero aportó dos factores a la comprensión de la historia de Panamá.

El primero fue que los planteamientos sobre la necesidad de la soberanía integral pasaron, en breve lapso, de ser una preocupación de grupos nacionalistas minoritarios y corrientes de izquierda, a transformarse en punto de referencia para la gran mayoría del país. Por otra parte, a partir de esa fecha, la cuestión de las relaciones canaleras amplió sus perspectivas. Del 64 hacia el futuro, las únicas opciones válidas eran las que se fundamentaran en la abrogación total de ese tratado, para que naciera una relación nueva, que permitiera el control de Panamá de la ruta de tránsito y la desaparición de las instalaciones militares, lo que se obtuvo con la negociación que dirigieron Omar Torrijos y Jimmy Carter.

FUENTES

Editor: Ricardo López Arias
Autor: Adolfo Ahumada. Escritor; diplomático. Actor y testigo de los sucesos de enero de 1964.
Fotografía: Colección RLA/AVSU
Comentarios: raíces@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Sistema Penitenciario Identifican a los presos que causaron incendio en cárcel de David

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

INVESTIGACIÓN Recaban pruebas tras el incendio en la cárcel pública de David

Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio. Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio.
Comienzan a inspeccionar la cárcel tras el incendio. Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Desde tempranas horas de este sábado 21 de octubre peritos del Ministerio Público y miembros del Cuerpo de Bomberos de David, ...

TRABAJOS Sala de urgencias de la policlínica Generoso Guardia estará cerrada desde este lunes

Policlínica Generoso Guardia. Policlínica Generoso Guardia.
Policlínica Generoso Guardia. Cortesía CSS.

Los servicios en la sala de urgencias de la policlínica Generoso Guardia de Santa Librada, distrito de San Miguelito, serán ...

AUDIENCIA Los Santos: juez decreta detención provisional para cinco colombianos por caso de droga

Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre. Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre.
Las autoridades decomisaron mil 453 paquetes de marihuana la madrugada del miércoles 18 de octubre. Especial para La Prensa/Alcibiades Cortés

El juez de garantías de la provincia de Los Santos, Bosco Monterrey, decretó la medida de detención provisional para cinco ...