EFECTOS

Donald Trump aturde a los mercados mundiales con una nueva ofensiva comercial

Donald Trump aturde a los mercados mundiales con una nueva ofensiva comercial
Pekín ha prometido responder si Estados Unidos insiste en aplicar aranceles adicionales al resto de

Las nuevas sanciones comerciales contra China anunciadas por Donald Trump agarraron por sorpresa a los mercados mundiales, hundiendo las bolsas y disparando valores refugio como el yen.



Wall Street abrió el viernes con una caída del 0.5%, tras los derrumbes en los mercados asiáticos: Tokio se dejó un 2.1% y Hong Kong un 2.35%.



Las principales bolsas europeas, que ya sufrieron una fuerte sacudida el jueves, se mantenían a la baja a media jornada.



El FTSE 100 de Londres acusaba un descenso del 1.8%, el Dax 30 de Fráncfort del 2.6%, el CAC 40 de París acentuó su debacle con una caída de un 3%.



"El que quiera calificar los movimientos en los mercados de estas últimas 24 horas estaría en el derecho de afirmar que acaban de experimentar un "latigazo", resumió Michael Hewson, un analista de CMC Markets.



En unos mercados apenas recuperados de una reunión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense que le supo a poco, el anuncio del presidente de Estados Unidos cayó como un jarro de agua fría.



Los tuits del inquilino de la Casa Blanca anunciando el jueves que su administración impondrá, a partir del 1 de septiembre, "un pequeño arancel adicional de 10% a 300 mil millones de dólares restantes" de importaciones chinas.



En primera línea en materia de comercio internacional, las materias primas y el sector del automóvil pagaban el precio más alto, como ArcelorMittal, Peugeot y Renault en París, Glencore en Londres y BMW en Fráncfort.



"No es difícil entender hasta qué punto esta brusca escalada tomó a los mercados por sorpresa" en un momento en el que esperaban que "la reanudación de las negociaciones desembocaría, como mínimo, en un corto período de alto el fuego", agregó Hewson.



"Esto sugiere más problemas para la economía mundial", opinó por su parte el analista Andreas Lipkow.



"Desafortunadamente el presidente Trump no sigue los esquemas clásicos", apuntó Hewson, y su gesto de anoche "podría también darle el dólar más débil que busca claramente".



La divisa estadounidense perdió terreno ante el euro desde el jueves por la noche. El viernes por la mañana la moneda común europea se estabilizaba en torno a 1.108 dólares.

Edición Impresa