Panamá debe mejorar la enseñanza del idioma inglés

Panamá debe mejorar la enseñanza del idioma inglés
Panamá debe mejorar la enseñanza del idioma inglés

Mejorar la enseñanza del idioma inglés es uno de los retos que tiene Panamá para mantener su competitividad y fortalecer su capital humano.

El camino es largo, partiendo de la situación actual. De acuerdo con el Índice de Dominio del Inglés,- llevado a cabo por Education First (EF) una compañía de educación internacional-, Panamá ocupa la posición 64 de 100 economías que fueron evaluadas en el ranking del dominio del idioma inglés a escala mundial.

El país obtuvo una calificación de 49.6, y se ubica en el grupo con bajas competencias en el manejo del inglés. Esto ocurre en medio de un mercado laboral que reclama el dominio del idioma inglés para el 75% de las plazas.

Para obtener los resultados de la encuesta se tomó una muestra de 2.3 millones de personas. "Para poder evaluar a un país, como mínimo 400 personas tuvieron que tomar esta prueba", dijo Leonor Martínez, gerente general de EF Panamá.

Entre los 19 países latinoamericanos incluidos en el estudio, Panamá ocupa la posición número 15 junto a Bolivia, Honduras, Perú, Brasil, El Salvador y Nicaragua, entre otras economías de la región.

Claves para aprender inglés

Estudie todos los días, aunque solo sea unos minutos. Estudie en sesiones de 20 a 30 minutos en lugar de horas seguidas. Establezca objetivos específicos y alcanzables. Memorice vocabularios relevantes para su trabajo o campo de estudio y comience a usarlo de inmediato. Mire televisión, lea o escuche radio en inglés.



"En un país como Panamá −hub de las Américas y su ubicación estratégica− nos sorprende los resultados", dijo la ejecutiva.

La prueba realizada por estudiantes mayores de 18 años en escuelas y universidades del país, demuestra que los hombres obtuvieron un mejor puntaje sobre el manejo del idioma inglés, que sus pares femeninos. Los hombres lograron una puntuación de 50.53 y las mujeres 49.72.

Con estos resultados queda demostrado que aún hay mucho por hacer y esto implica el interés de las universidades; escuelas públicas y privadas, el Estado y todos los involucrados, aseguran los encargados del estudio.

 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL