ÍNDICE MUNDIAL

Panamá, cuarto en innovación

Panamá, cuarto en innovación
INVERSIÓN. Para 2016, la AIG estima un gasto de 16 millones de dólares en la agenda digital ‘Panamá 4.0’, que permitirá una mayor penetración del servicio de banda ancha en las

Panamá está entre los primeros cinco países más innovadores de la región, según el Índice de Innovación Global 2015 (GII, por sus siglas en inglés).

El estudio, que se desarrolla desde 2007, revela que el país se encuentra en el reglón número cuatro en la escala regional y en el puesto 62 a nivel mundial, de un listado de 141 naciones que promueven políticas eficaces de innovación para el desarrollo.

Delante de Panamá se encuentran Chile, liderando la región, pero en el renglón 42 a escala mundial, seguido por Costa Rica (51 en el mundo) y México de tercero en Latinoamérica y (57 en el mundo).

Haciendo una comparación global, Latinoamérica sigue siendo superada por Europa, Estados Unidos, Japón y China.

El país líder en la clasificación general, por segundo año consecutivo es Suiza.

El GII 2015, evaluado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Universidad estadounidense de Cornell y la escuela de negocios Insead, analiza 79 indicadores para determinar la fortaleza que tienen los países para fomentar la innovación y dar paso al crecimiento.

El estudio revela que ha habido un avance en América Latina y el Caribe en innovación, sin embargo, “sigue prácticamente sin aprovecharse”.

Para Irving Halman, administrador general de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG), el país va a tener una mejora significativa para 2019 en lo que respecta a las políticas orientadas para la innovación y el desarrollo.

Detalló que el presupuesto de inversión en 2016 para lo que denominó agenda digital “Panamá 4.0”, es de 16 millones de dólares.

Esta agenda incluye el desarrollo de nuevas tecnologías, trámites y conectividad, así como una mayor penetración de banda ancha en las zonas rurales.

“Esto permitirá que más segmentos de la población se integren a la economía usando internet”, señala.

Explica que la AIG avanza en la búsqueda de mecanismos para bajar los costos del servicio de internet, con el propósito de estar al nivel de países desarrollados.

“Para lograrlo es necesario reducir el gasto en infraestructura”, asegura.

Otro de los proyectos que adelanta la organización es un centro de innovación gubernamental que estará establecido en 2018.

Este ecosistema permitirá la colaboración e intercambio para adoptar mejores practicas en las instituciones del Estado.

Entre tanto, el director general de la OMPI, Francis Gurry, advierte que “la innovación puede ser trascendental para fomentar el crecimiento económico en los países, sea cual sea la fase de desarrollo en la que se encuentren.

No obstante, traducir ese potencial en hechos concretos no viene por sí solo”.

Agrega que corresponde a cada nación dar con la combinación acertada de políticas para movilizar el potencial innovador y creativo innato de sus economías.

El Índice de Innovación Global 2015, reconoce que las políticas de innovación desempeñan una función esencial en las economías emergentes, en las que el fomento de la investigación es un aspecto central para el crecimiento y para hacer frente a problemas sociales como la contaminación, la salud pública, la pobreza y el desempleo.

Edición Impresa