PESTE PORCINA AFRICANA

Alerta sanitaria: prohíben entrada a Panamá de material genético y productos derivados de cerdo

Alerta sanitaria: prohíben entrada a Panamá de material genético y productos derivados de cerdo
Esta enfermedad se puede propagar a través de cerdos vivos o muertos, domésticos o silvestres.

El Gobierno de Panamá prohibió la entrada de material genético y de cualquier producto derivado de cerdo de China, Rusia y del norte de Europa, países con la presencia de la enfermedad de la Peste Porcina Africana (PPA).

Esta enfermedad no representa amenazas para la salud humana; sin embargo, es letal en la cría de cerdos provocando pérdidas millonarias y afectaciones en la producción porcina que puede durar más de 20 años en su recuperación.

La peste porcina africana es una enfermedad transfronteriza que se puede propagar a través de cerdos vivos o muertos, domésticos o silvestres, y de los productos derivados de los cerdos. Además, la transmisión puede darse por medio de piensos o elementos contaminados, como calzado, vestimentas, vehículos, cuchillos, equipos, etc., debido a la gran resistencia ambiental del virus de la peste porcina africana, destaca un informe de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

Augusto Valderrama, ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), manifestó que la medida se tomó con el objetivo de salvaguardar el patrimonio agropecuario y la salud zoosanitaria del país, toda vez que esta enfermedad constituye una amenaza al hato porcino nacional.

También se prohibió la venta de cerdos vivos a través de subasta para evitar contagios de enfermedades. En el país solo se comercializa cerdos en una subasta ganadera en Boquerón, provincia de Chiriquí.

Según Valderrama, el MIDA no tiene la intención de "golpear o hacerle daño" a los productores, todo lo contrario, "los ayudaremos a buscar las mejores alternativas para que puedan desarrollar su actividad, de forma ordenada", para que cumplan con los controles sanitarios en vías de asegurar el hato nacional y la salud pública.

Ante el cierre de la comercialización de cerdos en subastas ganaderas, representantes del Matadero de Chiriquí, S.A. (Machisa) y de la Compañía Agrícola Industrial, S.A.(Caisa) ofrecieron comprar hasta 300 cerdos semanales a los productores de la provincia de Chiriquí que se puedan ver afectados por la medida.

Para salvaguardar el patrimonio agropecuario del país también se reforzaron los controles sanitarios en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres.

De igual forma en las fronteras se realizan fumigaciones para matar cualquier virus de esta peste animal. Y en el aeropuerto de Tocumen se instalaron tapetes sanitarios y hay una cuadra de perros adiestrados para detectar productos de origen porcino, informó el MIDA.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL