DESARROLLO LOGÍSTICO

Proyectan canal seco entre Chiriquí y Bocas del Toro

Proyectan canal seco entre Chiriquí y Bocas del Toro
Proyectan canal seco entre Chiriquí y Bocas del Toro

La creación de un canal seco intermodal entre Puerto Armuelles, Chiriquí, en el Pacífico, y un puerto complementario en la provincia de Bocas del Toro, en la costa atlántica del país, es uno de los proyectos que tiene en agenda la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) para reactivar esa zona del país.

Como primer paso, la AMP firmó un acuerdo con CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, entidad financiera que aportará $100 mil para hacer el estudio técnico que defina cuál es el modelo de negocio viable.

Una de las alternativas para el canal seco podría ser la construcción de una carretera paralela al oleoducto de Petroterminales que incluiría un sistema ferroviario, pero eso lo debe definir el estudio, explicó Guimara Tuñón, subdirectora de Industrias Marítimas Auxiliares de la AMP.

Con el estudio se debe determinar cuánta carga se puede atraer, qué tipo de mercancía y a qué lugares se puede movilizar.

El convenio fue firmado por el presidente ejecutivo de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Enrique García, y el administrador de la AMP, Jorge Barakat.

En Puerto Armuelles ya existe una zona franca aprobada mediante ley, que pretende desarrollar el área comercial, turística, logística y de servicios para impulsar el crecimiento de Barú.

Este régimen fiscal y aduanero especial de zona franca turística y de apoyo logístico multimodal en Barú fue creado mediante Ley 19 del 4 de mayo de 2001.

La idea del canal seco también busca impulsar el desarrollo comercial en esa zona apoyado en esta legislación, dijo una fuente del sector marítimo. Según la norma, la zona franca de Barú está libre del pago de todo impuesto, contribución o gravamen. Pese a que tiene más de 10 años de su aprobación, es poco el desarrollo que ha alcanzado.

Con este sistema de transporte de carga también se busca aprovechar la ampliación del Canal de Panamá y evitar que el movimiento de carga se traslade a otro puerto de la región. Con las nuevas esclusas la capacidad del Canal se duplicará de 300 millones a más de 600 millones de toneladas.

Edición Impresa