Teletrabajo llega a Panamá; proyecto de ley pasa el tercer debate

Teletrabajo llega a Panamá; proyecto de ley pasa el tercer debate
De acuerdo con el documento, el trabajador que realice funciones remotas, tiene un horario. Y no estará obligado a laborar jornadas extraordinarias, salvo que ambas partes lo hayan consentido.

El pleno de la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate el proyecto de Ley N°076 que establece y regula el teletrabajo en la República de Panamá.

El aval del pleno legislativo, el miércoles 9 de octubre, se concretó después de las recomendaciones que hizo el diputado independiente Raúl Fernández, de la comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social, de modificar, agregar y eliminar varios artículos.

La norma llega como una garantía legal ante los cambios que experimenta el mercado laboral, en el que cada vez es más frecuente el trabajo remoto o fuera de la oficina, ya sea durante algunos días de la semana, o bien, como un modelo de trabajo permanente.

El proyecto de ley establece que los contratos individuales de teletrabajo se harán por escrito.

Debe señalar el tiempo de la jornada de trabajo; las condiciones en materia de prevención, seguridad y salud que deberá cumplir el teletrabajador; los términos de la remuneración, así como el espacio y las condiciones adecuadas en el domicilio del empleado.

De acuerdo con el documento, el trabajador no estará obligado a laborar jornadas extraordinarias, salvo que sean requeridas por el empleador y cuando ambas partes lo hayan consentido.

El teletrabajador también tendrá derecho al reconocimiento por parte de la Caja de  Seguro Social de los accidentes de trabajo ocurridos durante la prestación de servicios en modalidad de teletrabajo, siempre que el accidente acontezca durante el periodo consignado para ejecutar sus labores.

En este caso, la Caja de Seguro Social comprobará los hechos según las normas vigentes que rijan la materia.

Al proyecto de ley se le adicionaron dos artículos. Uno de ellos tiene que ver con buenas prácticas ambientales. El otro está relacionado al uso de los equipos. Al terminar la relación laboral, el trabajador deberá devolver al empleador en óptimo estado los equipos tecnológicos que se le entregaron para realizar sus funciones.

El objetivo de esta propuesta plantea el hecho de que el trabajo pasó de ser algo aparente a ser algo verificable, y que con la tecnología se abren nuevas modalidades de trabajo.

Edición Impresa