MANIFESTACIóN

Sindicato de Industriales aboga por el diálogo entre el Gobierno y productores

Sindicato de Industriales aboga por el diálogo entre el Gobierno y productores
Los productores se quejaron porque las importaciones siguen.

El Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) expresó su preocupación ante la confrontación y actos violentos el pasado martes 18 de diciembre entre autoridades gubernamentales y productores durante una manifestación en el área de Divisa.

+info

La letanía del agro y la crisis del diálogoJueza declara ilegal detención de seis productores agropecuarios

"Exhortamos a que se entable el diálogo y se solucionen los conflictos en miras de alcanzar el mejor bienestar para todos los panameños", señala el sindicato a través de un comunicado.

De acuerdo con la SIP, el sector productivo del país es un "motor de desarrollo económico y social", que debe contar con una visión a mediano y largo plazo para "asegurar la economía y calidad de vida en especial la del interior del país".

Destacó que es imprescindible contar con la suficiente producción que garantice la seguridad alimentaria del país.

"La generación de empleos y la capacidad de producir y exportar no puede verse jamás amenazada por ninguna causa. Las políticas y visiones deben estar a la vanguardia y ser dirigidas al aprovechamiento de las herramientas comerciales con las que cuenta Panamá".

La no renegociación de los tratados de libre comercio y la derogación del Decreto Ley 11 de 2006, que creó la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), han estancado el diálogo entre productores y el Gobierno.

El martes, fue visible el distanciamiento de las partes, cuando una manifestación terminó con el ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Eduardo Carles; y el de Seguridad Pública, Jonattan Del Rosario, acorralados por una turba. Golpes, gases lacrimógenos y la denuncia de infiltrados políticos fue el saldo de una fallida reunión.

Entre el jueves y el viernes, la Policía Nacional procedió a arrestar a seis productores, a quienes les formularon cargos, pero fueron puestos en libertad. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL