El hambre y la obesidad, los males de América Latina y el Caribe

El hambre y la obesidad, los males de América Latina y el Caribe
El hambre y la obesidad, los males de América Latina y el Caribe

En Latinoamérica y el Caribe 42.5 millones de personas padece de hambre, pero también 1 de 4 adultos sufre de obesidad. Muchos no tienen que comer, mientras que otros ingieren alimentos de mala calidad o en total desbalance.

Entre 2014 y 2018 las víctimas del hambre en la región han aumentado 11%, de acuerdo con el informe, el Panorama de la Seguridad Alimentaria y nutricional 2019, llevado a cabo por las Naciones Unidas. Pero, paralelamente, desde 1975 se ha triplicado la obesidad.

Pese a ser una paradoja, el hambre y la obesidad se relacionan con la falta de acceso a una alimentación saludable, pues la calidad de lo que se come en circunstancias de crisis económicas influye en el aumento del sobrepeso y la obesidad, aseguran representantes de las Naciones Unidas, en su presentación llevada a cabo hoy 12 de noviembre en la ciudad de Panamá.

El hambre y la obesidad, los males de América Latina y el Caribe
El hambre y la obesidad, los males de América Latina y el Caribe

"Cuando la canasta de alimentos sube, las personas con menos poder adquisitivo suelen tomar la estrategia de adquirir alimentos menos saludables y más baratos, y por tanto, eso tiene una repercusión en el sobrepeso y la obesidad", aseguran los especialistas.

Según el informe, el aumento más considerable de la obesidad en adultos en la región se genera en el Caribe, donde el porcentaje se cuadruplicó, pasando de 6% en 1975 a 25% en 2018, un incremento de 760 mil personas a 6.6 millones de personas.

Para Julio Berdegué, representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el aumento de la obesidad no solo tiene enormes costos económicos, sino que amenaza la vida de cientos de miles de personas.

Ingesta excesiva de calorías

América Latina y el Caribe está en peor condición que el resto del mundo en la mayoría de los indicadores de malnutrición. El sobrepeso se ha duplicado desde 1970, y afecta al 59.5 % de los adultos (262 millones de personas), mientras que a nivel global la tasa es 20 puntos porcentuales menor y alcanza al 39.1 % de las personas.



Cada año, 600 mil personas mueren en Latinoamérica y el Caribe debido a enfermedades relacionadas con la mala alimentación, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, según el reporte.

En Panamá, se calcula que el 10% de la población es víctima del hambre. Mientras que el 62% de los adultos padece sobrepeso, y cerca del 23% tiene obesidad, según la FAO.

Es necesario revertir esta tendencia, dice Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud.

Para lograrlo,propone un compromiso conjunto entre la sociedad, así como políticas públicas que regulen los productos alimenticios malsanos, creen entornos propicios para la actividad física y promuevan la alimentación saludable en la escuela y en la mesa familiar.

 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL