Estados Unidos retrasa por tres meses las sanciones a Huawei

Estados Unidos retrasa por tres meses las sanciones a Huawei
Huawei seguirá operando con normalidad por ahora.

Estados Unidos decidió este lunes postergar hasta mediados de agosto la prohibición de exportaciones de tecnología al gigante tecnológico chino Huawei, según anunció el Departamento de Comercio.

+info

El fin de Android en Huawei, conmoción para el mercado de ‘smartphones’

Un documento de esa cartera señala que esa postergación fue decidida para que Huawei y sus socios tengan tiempo "para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones de software".

Las estrictas sanciones impuestas por Estados Unidos a Huawei golpearán a numerosas empresas estadounidenses que proveen componentes y programas al gigante tecnológico chino, que podría además, intentar superar a Silicon Valley.

Expertos del sector estiman que firmas estadounidenses, como fabricantes de chips por ejemplo, vendieron el año pasado componentes por el entorno de los 11 mil millones de dólares al grupo chino, incluido en la lista negra de compañías con las que Washington prohíbe comerciar, en nombre de la seguridad nacional.

El Departamento de Comercio decidió retrasar la aplicación de las sanciones a Huawei por 90 días y dijo que se necesitaba tiempo adicional para permitir a la firma asiática actualizaciones de software y otras obligaciones contractuales.

La cartera ministerial señaló que otorgó a Huawei una "licencia general temporal" hasta el 19 de agosto que permite las transacciones "necesarias para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones y parches de software, sujetas a contratos y acuerdos legalmente vinculantes" firmados antes del 16 de mayo.

Pekín y Washington se enfrentan en una dura guerra comercial que, aunque centrada en la imposición de aranceles recíprocos, implica también al sector tecnológico, al exigir el presidente Donald Trump el fin de la transferencia forzosa de tecnologías.

Según la agencia Bloomberg, los fabricantes estadounidenses o con sede en Estados Unidos, como Intel, Qualcomm, Broadcom o Xilinx, han indicado que dejarán de proveer a Huawei, que en el primer trimestre se ubicó en segundo lugar entre los fabricantes de teléfonos inteligentes, por detrás de Samsung y por delante de Apple.

Huawei también es una de las empresas líderes en infraestructuras de telecomunicaciones (antenas, etc.), y en particular en 5G, la nueva generación de internet móvil, actualmente en pleno despliegue. 

Google, cuyo sistema operativo móvil Android equipa la gran mayoría de smartphones en el mundo, afirmó el domingo que deberá cumplir con la decisión y por tanto privar a Huawei del acceso a ciertas aplicaciones claves provistas por Android, como Gmail o Google Maps. 

 

 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL