ALERTA EN EL MIDA

Residuos en equipos retenidos ponen en riesgo el patrimonio agropecuario

El ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Augusto Valderrama, aseguró hoy, martes 22 de octubre, que intensificarán los controles para resguardar el patrimonio fito y zoosanitario del país, a raíz de la retención contenedores de las empresas Consorcio Panamá y Minera Panamá, procedentes de Sudáfrica, con maquinarias usadas que tenían residuos de tierra. 

+info

Cuarentena Agropecuaria retiene contenedores en el puerto de Balboa

El arribo de dichos residuos eleva las probabilidades del contagio de hongos que pueden permanecer en la tierra hasta por 30 años. 

En el mundo se ha registrado el brote de dos enfermedades extremadamente dañinas para el sector productivo, como el hongo Fusarium raza 4 tropical (en plantaciones de banano) y la peste porcina africana. "No podemos correr el riesgo de que lleguen a Panamá", dijo el funcionario, al referirse a 10 contenedores que están retenidos en el puerto de Balboa.

La marchitez de las musáceas (bananos y plátanos) es una enfermedad que ha devastado a la industria en varios países de Asia y África, con pérdidas millonarias, fuerte impacto al ambiente y al sector exportador. Recientemente se confirmó el brote de la enfermedad en la Guajira, Colombia, de acuerdo con el diario El Tiempo

Este hongo marchita la planta de plátano y su presencia está en la tierra. "Si la enfermedad llega a Panamá provocaría más de 16,000 despidos por el cierre de las plantaciones y daños por más de 200 millones de dólares", advirtió Valderrama.

Minera Panamá, informó a través de un comunicado que una vez las autoridades les informaron del estado de la carga, iniciaron un procedimiento de verificación interna en el que determinaron que los residuos fueron producto de “un manejo inadecuado de la carga en el puerto de origen”.

Según la empresa, se han puesto en contacto con los agentes logísticos en el país de origen y trabajaran en conjunto con las autoridades nacionales para resolver esta situación.

Edición Impresa