ANáLISIS ECONóMICO

2019, un año decepcionante para la economía panameña, dice Bank of America Merrill Lynch

2019, un año decepcionante para la economía panameña, dice Bank of America Merrill Lynch
2019, un año decepcionante para la economía panameña, dice Bank of America Merrill Lynch

"2019 ha sido un año decepcionante para Panamá en casi todas las métricas económicas". Así de contundente es la frase con la que inicia el último reporte del banco estadounidense Bank of America Merril Lynch sobre el desempeño de la economía panameña.

+info

Informe Bank of America Merril Lynch

El banco señala que tras registrar en 2018 la tasa de crecimiento más baja en los últimos nueve años (3.7%), el producto interno bruto no se está recuperando.

La ralentización del comercio mundial tiene un impacto mayor al esperado en la economía, mientras que el gasto en infraestructuras, que se perfilaba como un dinamizador de la economía para este año, está limitado por el deterioro de las finanzas públicas.

"El deterioro de las finanzas públicas representa un riesgo para el riesgo crediticio, al menos para perspectiva".


Bank of America Merril Lynch

En consecuencia, el banco rebajó su proyección de crecimiento para 2019 y para 2020 en un punto porcentual, siendo los nuevos pronósticos 3.5% y 3%, respectivamente.

Al contrario que otras proyecciones, Bank of America pronostica que la desaceleración se extenderá al próximo ejercicio. El banco cree que el efecto positivo en la economía de la puesta en funcionamiento de la mina de cobre y las medidas de estímulo económico será contrarrestado por un comercio global debilitado y una política fiscal más limitada.

En materia fiscal, destaca que el déficit del sector público no financiero se deterioró sustancialmente en la primera mitad del año, lo que llevó al Gobierno a proponer una reforma a la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

La norma, que ya fue aprobada por la Asamblea Nacional, eleva de 2% a 3.5% del producto interno bruto (PIB) el límite de déficit fiscal permitido este año. En los siguientes años el límite de déficit se irá reduciendo -hasta un 2% en 2022- pero todos los años la capacidad de gasto del gobierno será mayor a lo que establecía la ley antes de la última enmienda aprobada.

Esos niveles de déficit llevarán a superar el límite de nivel de deuda neta del 40% sobre el producto interno bruto (PIB), un objetivo establecido en la ley fiscal. En una declaración anterior, el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, dijo que este mismo año se pasaría el límite, aunque Bank of America señala que esto sucedería en 2020.

El banco recuerda en su análisis que en la primera mitad del año la calificación de riesgo de Panamá fue elevada por S&P y Moody´s, pero advierte de que "el deterioro de las finanzas públicas representa, a su juicio, un riesgo para el riesgo crediticio, al menos para perspectiva". Hasta el momento, las tres grandes calificadoras tienen a Panamá con perspectiva estable. 

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL