IATA pide apoyo ‘tangible’ del gobierno panameño a la aviación y advierte que la industria regional podría colapsar

IATA pide apoyo ‘tangible’ del gobierno panameño a la aviación y advierte que la industria regional podría colapsar
Copa tiene su flota de 102 aviones estacionados en Tocumen. La IATA advierte que ningún sector tiene la liquidez para mantenerse a flote durante una parada de cuatro o cinco meses. Foto: Cortesía.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) hizo un llamado “urgente” a los gobiernos de América Latina y el Caribe para que tomen medidas específicas para ayudar a la aviación, una industria que se mantiene paralizada desde hace más de tres meses y corre el riesgo de “colapsar”.

"Ningún sector tiene la liquidez para mantenerse a flote durante una parada de cuatro o cinco meses. Reconocemos los esfuerzos realizados por las autoridades en la lucha contra esta pandemia, y entendemos a qué se enfrentan los países, pero el transporte aéreo es esencial para nuestra región y no se puede permitir que desaparezca ", dijo Peter Cerda, vicepresidente regional para la IATA.

No es la primera vez que la IATA advierte de las trágicas consecuencias de tener por tanto tiempo una industria paralizada, como consecuencia del aislamiento que vive el mundo a raíz del brote del contagioso coronavirus (Covid-19).

Ahora, a través de un comunicado emitido este lunes 15 de junio, precisó que los gobiernos de América Latina y el Caribe siguen siendo los que menos apoyan a la aviación, una industria que antes de la Covid-19 contribuía con $ 167 mil millones a su economía y generaba 7.2 millones de empleos en toda la región.

“Los pronósticos muestran una caída de al menos 77 mil millones de dólares en el transporte aéreo y su contribución al producto interno bruto, con más de 3.5 millones de empleos en riesgo”, indicó Cerda.

Cerda se refirió específicamente a Panamá, donde el transporte aéreo mantuvo casi un cuarto de millón de empleos y su principal terminal, el aeropuerto de Tocumen, ofreció conexiones a casi 90 destinos internacionales antes de la pandemia.

“Es preocupante de que el gobierno hasta ahora no haya tomado ninguna medida firme para proporcionar apoyo tangible a la industria”, recalcó.

En el caso de la aerolínea Copa Airlines, su presidente ejecutivo y CEO, Pedro Heilbron, ha dicho que "no van a pedir subsidio, ni financiamiento estatal. Nos vamos a mantener con nuestros propios mecanismos”. Lo que sí ha hecho Copa Airlines es adelantar la negociación de algunos cargos aeroportuarios, como la tasa por mantener sus aviones estacionados en Tocumen.

Los cierres de fronteras y las restricciones de viaje han afectado gravemente a la aviación durante más de tres meses, y con la Covid-19 todavía muy presente en la región.

Panamá prohibió los vuelos comerciales y de pasajeros desde el 23 de marzo pasado y se supone que hasta el 22 de junio. Una vez se llegue a esta fecha, se sabrá si hay algún cambio en la medida adoptada por el Gobierno o se mantienen el cierre aéreo. Copa no opera desde el 22 de marzo pasado, salvo vuelos humanitarios o de transporte de insumos médicos.



Edición Impresa