INFORME

OIT prevé que millones de migrantes que se han quedado sin empleo retornen a sus países de origen

OIT prevé que millones de migrantes que se han quedado sin empleo retornen a sus países de origen
Hay 164 millones de trabajadores migrantes. AFP

La paralización de actividades en medio de la crisis de la Covid-19 generaría el retorno de millones de trabajadores migrantes a sus países de origen, según un reporte publicado hoy por  la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el organismo internacional, a medida que avancen las medidas de contención, es posible que millones de trabajadores tengan que regresar a sus hogares, donde los mercados laborales, ya frágiles antes del brote de la Covid-19, están ahora más debilitados.

Según cálculos de la OIT, a escala mundial hay 164 millones de trabajadores migrantes, casi la mitad de ellos mujeres, que representan el 4.7% de la fuerza laboral global.Un gran número de estos trabajadores se ha quedado sin trabajo, sin acceso a la protección social y con poco dinero para alimentos o alojamiento.

Mientras que muchos de los que tienen trabajo pueden estar recibiendo salarios reducidos y viviendo en residencias pequeñas, lo que los pone en mayor riesgo de contraer el virus, según investigaciones informales de la OIT en más de 20 países.

”Esta es una crisis potencial dentro de una crisis, por lo que la cooperación y la planificación son claves”, dice Manuela Tomei, directora del  Departamento de Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT.

Para el organismo con sede en Ginebra, los gobiernos de Asia y África, en particular, esperan que millones de trabajadores migrantes regresen, ya sea por obligación o voluntariamente, a medida que sus perspectivas laborales se evaporen.

En Panamá, de acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) en los primeros dos meses del año se aprobaron y renovaron 11 mil 720 permisos de trabajo para que personas extranjeras puedan laborar en el país. La mayoría de los permisos aprobados (6 mil 743) son por razones humanitarias.

Edición Impresa