Panamá se enfrenta a una situación complicada en materia laboral producto de la pandemia

Panamá se enfrenta a una situación complicada en materia laboral producto de la pandemia
Panamá necesita tomar acciones para enfrentar esta situación.

Panamá se enfrenta a una situación complicada en materia laboral ya que de acuerdo con las proyecciones para finales de año el desempleo puede alcanzar el 25%, como resultado de los efectos negativos de la pandemia de la Covid-19.

En la conferencia virtual de Café con La Prensa, René Quevedo, analista y consultor laboral; y Adriana Angarita, rectora de la Universidad del Istmo y presidenta de la Asociación de Universidades Privadas de Panamá analizaron la realidad de la situación laboral panameña.

Quevedo resaltó que para finales de año se pronostica que habrá entre 385 mil y 400 mil personas desempleadas, las que se sumarían a las 146 mil que estaban sin trabajo antes de la pandemia. Además que el porcentaje de desocupados que hace un año era de 7% pasaría a un 25%.

Plantea que en dos y tres años, 100% de la generación de nuevos empleos será informal con trabajadores por cuenta propia.

Al mismo tiempo alertó problemas en el sector bancario porque muchas personas en enero no podrán pagar los créditos luego de la moratoria.

Destacó que el año 2021 será un año de transición marcado por la incertidumbre y que la recuperación de los empleos empezaría notarse más para 2022.

Sin embargo, puntualizó que vamos a un mundo donde los emprendimientos serán más importantes que los empleos asalariados.

Indica que para emprender hay que identificar dónde hay necesidades nuevas.

Quevedo afirmó que lo medular es la reactivación económica porque si los comercios siguen trabajando con el 30% de su capacidad laboral, los contratos suspendidos no se reactivarán.

Desde que algunos sectores volvieron a operar en medio de la pandemia, desde mayo pasado, se han reactivado unos 70 mil puestos de trabajos, de los 285 mil que se registraron ante el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral.

El analista comentó que de esta situación se va a salir, pero será de forma lenta y que probablemente en el mes de enero ya se vea algo de mejora.

“El año que viene vamos ver una recuperación. No vamos a bajar al 7% [desempleo] quizás baje 10 puntos. “No visualizo volver a la tasa de desempleo del 7% en cinco años”.

MEJORAR LA EDUCACIÓN

Por su parte, Adriana Angarita expresó que hay que ocuparse en la solución del problema del desempleo que cerrará por encima de 25% y resaltó la necesidad de mejorar la calidad de la Educación.

“Hay que garantizar la formación de los panameños para que ocupen plazas de trabajo especializadas”, afirmó

Señaló que hay que adaptarse rápidamente a la nueva tecnología en la oferta de formación de la mano de obra. “La gran brecha que tiene Panamá es de recursos humanos”.

Angarita cuestionó que se esté formando capital humano para capacidades que no se requieren en el país. “Las carreras cambiaron”.

Destacó que la tecnología es importante en este cambio, sobre todo porque las personas usan más la internet para el entretenimiento que para capacitarse.

“Tenemos que ser coherentes en el marco regulatorio y tener formación adaptada a la realidad del mercado y los nuevos negocios”, agregó.

Angarita indicó que la educación virtual, la autoregulación y la autonomía es fundamental para la formación y adquirir nuevas habilidades.

Así mismo planteó que en Panamá no hay capacitación en varias áreas y se requiere que se aprueben rápidamente nuevos programas de formación.

Sugirió que el consejo nacional de acreditación y el Ministerio de Educación deben analizar cómo mejorar la formación virtual y cómo fomentar la formación.

Angarita explicó que las universidades están trabajando en formación para emprendedores con programas cortos, cursos y nuevas tendencias y modelos de negocio.

Edición Impresa