Pobreza y desigualdad, males difíciles de erradicar en América Latina y el Caribe

Pobreza y desigualdad, males difíciles de erradicar en América Latina y el Caribe
Panamá, pese a que es una economía de constante crecimiento, la riqueza sigue concentrada en un sector de la sociedad.

Si hay algo que tienen en común los países de América Latina es la pobreza y desigualdad entre su población. De acuerdo con el informe Panorama Social de América Latina, llevado a cabo por la Cepal, este año habrá 191 millones personas viviendo bajo el umbral de la pobreza en América Latina y el Caribe. De este total 72 millones estarían en la franja de pobreza extrema.

El organismo distingue que entre 2002 y 2014 se produjo en la región un importante proceso de reducción de la pobreza y la pobreza extrema, así como de diversos indicadores de la desigualdad social.

Pero desde 2015 esto ha venido cambiando."Entre 2002 y 2014 no solo hubo un contexto económico más favorable, sino también un contexto político en que la erradicación de la pobreza y la disminución de la desigualdad social, así como el objetivo de ampliar la inclusión social y de extender la protección social, estuvo en la agenda pública", señala el reporte de la Cepal.

Pobreza y desigualdad, males difíciles de erradicar en América Latina y el Caribe
Tabla sobre desigualdad.

Uruguay, Chile, República Dominicana, Panamá y El Salvador, son los países de la región donde hubo una marcada reducción de la pobreza entre 2014 y 2018. En tanto, el país que reporta mayor aumento es Brasil.

En el caso de Panamá , los factores que ayudaron a la reducción de la pobreza estuvieron relacionados con el aumento de los ingresos laborales y mayores subsidios estatales.Para la Cepal, la pobreza no afecta igualmente a los distintos subgrupos de la población latinoamericana. “Afecta mayormente a niños, niñas y adolescentes, mujeres, personas indígenas y afrodescendientes, a los residentes en zonas rurales y a quienes están desempleados”.

DESIGUALDAD DE INGRESOS

Aunque la pobreza ha cedido, el reporte indica que América Latina, sigue siendo la región más desigual del mundo. Aunque entre 2002 y 2014 la desigualdad de ingresos disminuyó de manera significativa, a partir de 2015 esa tendencia se ralentizó.

La desigualdad de ingresos, medida por el índice de Gini (promedio de 15 países de América Latina) se redujo de 0.538 en 2002 a 0.477 en 2014 y a 0.469 en 2017, y luego llegó a 0.465 en 2018.

Los valores más bajos del índice de Gini, cercanos o inferiores a 0,400 se registran en la Argentina, El Salvador y el Uruguay, mientras que en el Brasil, Colombia y Panamá los valores son superiores a 0.480.

Panamá, pese a que es una economía de constante crecimiento, la riqueza sigue concentrada en un sector de la sociedad. Según organismos internacionales en América Latina el 20% más pobre de la población se queda con cerca de 4% del ingreso total, mientras que el 20% más rico se queda con casi la mitad de todo el ingreso.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL