CINTA PRESENTADA EN VENECIA

La amistad entre la reina Victoria y su sirviente indio vista por Stephen Frears

La amistad entre la reina Victoria y su sirviente indio vista por Stephen Frears
La amistad entre la reina Victoria y su sirviente indio vista por Stephen Frears

El cineasta británico Stephen Frears cuenta la historia de la amistad desconocida e inquebrantable entre un indio, plebeyo y musulmán, y la reina Victoria en Victoria & Abdul, un filme divertido y sensible presentado el domingo en la Mostra de Venecia.

La última obra del director de The Queen (2006) y de Relaciones peligrosas (1988), ha tenido su estreno mundial en Venecia, fuera de competición.

La historia "basada en hechos reales (...) en su mayor parte" comenzó en 1887 en el castillo de Windsor, durante las celebraciones de los 50 años de reinado de Victoria (de 68 años en aquel entonces), interpretada por una magistral Judi Dench.

El reparto cuenta con grandes actores del cine británico, como Michael Gambon, Simon Callow o Timothy Pigott-Smith, fallecido en abril pasado y a quien le han dedicado la película.

Cuando la mirada del joven sirviente Abdul Karim, "importado" de India, interpretado por la estrella bollywoodiense Ali Fazal, osa cruzarse con la de Victoria, toda la corte de Inglaterra se escandaliza.

En el mismo estilo inocente que Cartas persas de Montesquieu, Abdul y su acólito Mohamed se entregan a divertidos comentarios sobre las costumbres "totalmente bárbaras" del poder colonial, que "explota a una cuarta parte de la raza humana".

Victoria, viuda desde hacía poco, aislada por el poder, rodeada de cortesanos que la aburren, se ve inmediatamente seducida por la belleza, el frescor y el exotismo del joven, y decide convertirlo en su "munshi", profesor de la lengua urdu.

¿Tenían una relación de amor? "La actitud de la reina Victoria es compleja. No se trata sólo del sentimiento amoroso que experimenta sino de la felicidad de sentirse relajada con alguien, de aprender con él", declaró a la prensa Judi Dench el domingo en Venecia.

"Es una necesidad que experimentó gran parte de su vida. Después de Alberto [de Sajonia-Coburgo-Gotha, el difunto príncipe consorte], John Brown [el hombre que le volvió a dar gusto por la vida] y después Abdul estuvieron allí para proporcionarle este sentimiento", añadió la actriz de 82 años.

Para caracterizar al personaje, Dench tuvo que ponerse inmensos vestidos parecidos a los que llevaba la soberana, que se volvió obesa durante los últimos años de su reinado.

"La cintura de Victoria medía 115 cm, no paraba de comer tras la muerte de Alberto. La ropa que te pones condiciona la manera en la que actúas", señaló.

La reina y Abdul "se estimulaban intelectualmente", explicó por su parte Ali Fazal, actor indio de 30 años. "Había algo místico en su relación", subrayó. Ante la estupefacción general, Abdul comparte poco a poco con la soberana una intimidad excepcional, que durará hasta su muerte en 1901.

Edición Impresa