El futuro del populismo

Temas:

Mirando retrospectivamente la historia de Panamá, podemos notar que el populismo y los políticos populistas han jugado un papel integral desde los días iniciales de la República. Sin embargo, también es el caso que el populismo ha evolucionado por diversas causas y a formas diversas. Aún más importante es el hecho de que el populismo de Omar Torrijos se diferenció de los de Porras y Arnulfo Arias por la relación con su base institucional. Torrijos aprovechó más eficazmente el poder del Estado que se expandía y el sector de los militares para crear un régimen de larga duración (1968-1989).

El régimen terminó abruptamente en diciembre de 1989 cuando el presidente George Bush envió tropas a Panamá a destruir las Fuerzas de Defensa y a capturar al general Manuel A. Noriega. Desde entonces Panamá ha celebrado cuatro elecciones generales consideradas justas y libres.

A la luz de estas tendencias históricas y dado el hecho de que el ultimo régimen populista gobernó hace un cuarto de siglo, las cuestiones que deseo debatir en este corto segundo ensayo son las siguientes: ¿Se ha desarrollado un nuevo sistema post-populista, suficientemente maduro para atenuar las peores (y resaltar las mejores) tendencias de este fenómeno político siempre presente? ¿Se ha agotado el populismo de manera que puede dejarse ya en manos de los historiadores? O, ¿acaso la situación económica y política actual ofrece nuevas oportunidades en el contexto de una próxima elección presidencial?

Varios argumentos pueden aducirse a favor de la creciente madurez del sistema democrático panameño y, por consiguiente, a favor de la idea de que el populismo, tal como ha sido practicado, es cosa del pasado. El hecho de que las coaliciones políticas se hayan alternado pacíficamente el poder durante un cuarto de siglo, puede atribuirse al establecimiento de un nuevo sistema de partidos híbrido, que satisface mínimamente las necesidades de las élites tradicionales y de los remotos electorados populistas. Puede alegarse que este sistema, que combina los fragmentados partidos tradicionales vinculados a la democracia elitista con varios partidos populistas, grandes pero “domesticados” (Panameñista y PRD), ofrece el mejor de ambos mundos. Al ser un sistema más incluyente, presumiblemente pone fin a la necesidad de una forma política basada en la creación del antagónico “nosotros” y “ellos”.

El hecho de que los intereses económicos de Panamá, actualmente en juego, son muy importantes, hace igualmente relevante el argumento del “fin del populismo”. Podría darse un “imperativo administrativo” en la política que provenga de la construcción y eventual terminación de la ampliación del Canal. Ese imperativo privilegiaría nuevas formas de liderazgo presidencial, más estrictamente administrativos que tecnocráticos. Al requerir no solo habilidades técnicas sino la satisfacción de las necesidades de grupos de electores disímiles, las nuevas habilidades reclamadas podrían marginar a los populistas tradicionales.

A pesar de lo persuasivo de tales argumentos sobre el fin del populismo, otros igualmente convincentes podrían formular los que cuestionan la madurez del sistema político actual. Con respecto a las oportunidades políticas que existen para los populistas dentro del contexto electoral actual, los escépticos podrían preguntar, primero, si de hecho se ha creado un nuevo “espacio” político por causa de las disputas internas o entre partidos. Los conflictos eventualmente conducirían a una serie de crisis institucionales dentro y fuera de los componentes claves del Estado. Segundo, los escépticos podrían señalar los rápidos cambios que suceden en ciertas instituciones fundamentales y preguntar si esas instituciones pueden ser utilizadas hoy (como en el pasado) por una nueva generación de populistas. Y finalmente, podrían señalar la existencia de nuevos y potenciales electorados populistas aún no identificados, localizados fuera de las estructuras del Estado y que podrían ser moldeados discursivamente por los populistas en un nuevo y antagonista “nosotros”.

De estos argumentos y de su análisis, uno puede derivar algunos escenarios sobre el futuro del populismo panameño. Uno es un “escenario rosado” en que los políticos de partidos elitistas tradicionales y partidos populistas de antaño encuentren vías formales e informales de resolver sus diferencias. La creación de coaliciones electorales viables requeriría compromisos inter-partidistas y la aceptación de que no todos obtendrán lo que desean. Sin embargo, si las diversas posibilidades que se ofrecen al populista persisten por causa de continuos conflictos internos, diversos resultados pueden producirse. Uno sería el de un funcionario estatal elegido o designado capaz de emplear una o varias partes del Estado para construir un electorado que le permitiese cierta forma sutil de continuismo, o aun iniciar una forma más radical de cambio de régimen. Otra posibilidad es que un nuevo “actor” populista podría surgir dentro de los electorados domésticos desatendidos que se encuentren fuera del control directo del Estado. En cierto sentido, este escenario sugiere la posibilidad de retornar a la dinámica política de las eras populistas previas a las del populismo de base estatal (1968-1989).

Tal como lo han señalado algunos académicos, el populismo no siempre es enemigo de la democracia liberal. Más bien es una forma de representación política que juega una parte integral en estas democracias en cuanto a que sus líderes carismáticos pueden expresar y aun redefinir la voluntad del pueblo en un momento dado. Solamente cuando tales fuerzas tienen oportunidad de “escapar” a las restricciones que imponen las instituciones democráticas liberales, es que los problemas empiezan. Solo podemos esperar que ello no ocurra otra vez en el caso de Panamá.

FUENTES

Editor: Ricardo López Arias

Autor: Steven Ropp. Profesor emérito distinguido de ciencias políticas. Universidad de Wyoming.

Fotografía: Colección RLA/AVSU

Comentarios: raíces@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

LA CONQUISTA DEL ATLÁNTICO Panamá, en venta

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo Muere en accidente aéreo hermana del presidente de Honduras

Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández. Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández.
Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández. Tomado de www.laprensa.hn

Una hermana del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, murió este sábado al accidentarse un helicóptero en una montaña ...

pago de SOBORNOS Presidente Kuczynski busca milagro que evite su destitución en Perú por caso Odebrecht

En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht. En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht.
En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht. AFP

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, busca un milagro que frene su destitución el próximo jueves por el Congreso, de ...

violencia Gobierno hondureño acusa a oposición de fomentar disturbios

Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares. Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares.
Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares. AP/Fernando Antonio

El gobierno hondureño acusó a los rivales políticos del presidente Juan Orlando Hernández de ordenar a “pandillas” que ...