AMISTOSO

Alemania recibe a una España que está invicta

Alemania recibe a una España que está invicta
Alemania recibe a una España que está invicta

España se enfrenta hoy en Düsseldorf a Alemania, vigente campeona del mundo, en un amistoso que servirá para medir la evolución de la Roja de cara al cercano Mundial de Rusia de 2018.

Los germanos serán una dura prueba antes de enfrentarse el martes a la subcampeona mundial, Argentina, en Madrid, en dos duelos de altura para la Roja.

“Aunque sean amistosos, no son tan amistosos”, dijo el mediocentro de la selección, Rodrigo Hernández 'Rodri', convocado por primera vez con la Roja. “Tenemos delante un partido exigente, bonito, ilusionador y eso es acicate suficiente para hacer un buen partido”, dijo ayer el seleccionador Julen Lopetegui en rueda de prensa.

Lopetegui, que no conoce la derrota en los 16 partidos en que ha dirigido a la Roja, con 12 victorias y 4 empates, advirtió contra la selección alemana, de la que dijo que “no ha parado de crecer”.

Tras la debacle en Brasil-2014 con la eliminación en primera vuelta y la salida en octavos de la Eurocopa de 2016, el recorrido con Lopetegui ha devuelto la ilusión a la afición española y la confianza en poder llegar lejos en Rusia. Tras la buena impresión dada en el 3-0 contra Italia en septiembre pasado, llega ahora una Alemania a la que España se enfrentó por última vez en otro amistoso en noviembre de 2014, perdiendo 1-0.

Alemania recibe a una España que está invicta
Alemania recibe a una España que está invicta

Privado del lesionado Sergio Busquets, al que no pudo convocar, Lopetegui también tiene la duda para el encuentro en Dusseldorf del central Gerard Piqué, que en los últimos días no ha entrenado por una gripe. “Hoy va a entrenar con todos y estaremos atentos a sus sensaciones, pero está mejor”, dijo Lopetegui.

Los españoles se enfrentarán a un combinado alemán al que solo han ganado una vez en suelo germano, en 1935, y que busca seguir sumando partidos invictos. Si los hombres de Joachim Löw no pierden ante España y Brasil sumarán 23 encuentros consecutivos sin conocer la derrota, igualando la marca del conjunto alemán establecida en 1981, cuando estaba dirigido por Jupp Derwall, aunque el récord mundial lo tienen España y Brasil con 35 encuentros. “Nos lo tomamos muy en serio. Queremos el récord”, aseguraba recientemente el internacional Thomas Müller, que destaca la importancia para la motivación de la Nationalmannschaft.

“Si todo sale bien, será como un nuevo motor para la selección y sus jugadores”, aseguró el delantero alemán.

Ganadora de la Copa Confederaciones el pasado año con un equipo en el que no estaban 20 de los 23 campeones del mundo en Brasil, Alemania sigue demostrando su fortaleza desde que Löw se hizo cargo del equipo, virando del estilo Pánzer alemán, basado en el juego físico, hacia el toque y hacia la táctica.

Edición Impresa