FÚTBOL FEMENINO

Bailey dejó su huella en Concacaf

Bailey dejó su huella en Concacaf
Bailey dejó su huella en Concacaf

La panameña Yenith Bailey fue escogida como la mejor portera del Premundial de Fútbol Femenino de Concacaf por el grupo de estudio técnico del torneo, y junto a ocho estadounidenses y dos canadienses conformó el equipo ideal del certamen, en un esquema 4-3-3.

Bailey dejó su huella en Concacaf
Bailey dejó su huella en Concacaf

Bailey, de 17 años de edad, ganó el guante de oro del torneo y ocupó la portería en el equipo ideal del torneo junto a las defensoras estadounidenses Kelley O'Hara, Abby Dahlkemper, Crystal Dunn y la canadiense Rebecca Quinn.

También integraron el 11 ideal las centrocampistas de Estados Unidos Lindsey Horan, Julie Ertz, y la canadiense Jessie Fleming. Como delanteras quedó el trío del equipo de las barras y las estrellas Tobin Heath, Megan Rapinoe y Alex Morgan.

Estados Unidos derrotó el miércoles en la final 2-0 a Canadá y junto a Jamaica, que terminó tercera, serán las representantes del área en el Mundial Femenino de Francia 2019, mientras que Panamá tendrá que ir a un repechaje contra Argentina entre el 5, de visitante, y el 13 de noviembre en el Rommel Fernández, según confirmó Pandeportes.

Estados Unidos terminó invicta y sin recibir goles en sus cinco presentaciones y tuvo en Alex Morgan a la goleadora del torneo con siete tantos.

Desde su primera aparición ante Trinidad y Tobago la portera del Sporting San Miguelito se comenzó a ganar la simpatía y en el segundo encuentro contra Estados Unidos, pese a los cinco goles que encajó, al final se robó los aplausos por su manera felina de defender la portería.

Pese a su corta edad, Bailey lució como una jugadora madura debajo de los tres maderos, por su ubicación, reflejos, capacidad para leer las jugadas, buena anticipación en las salidas y en la cobertura, siempre atenta a la hora de ir por los balones aéreos.

En el tercer partido contra Canadá no fue de la partida y el entrenador Víctor Suárez prefirió dejarla para el compromiso contra Jamaica que daba el pase para el Mundial. El miércoles tampoco desentonó y mostró sus dotes, como en aquella jugada donde por partida doble evitó un gol cuando el balón pegó en un vertical y fue cabeceada por la misma delantera jamaicana que causó la jugada, Bailey nunca se dio por vencida y se robó los aplausos de todo Panamá.

Panamá todavía sigue soñando con el Mundial.

Edición Impresa