LIGA DE CAMPEONES

Barcelona busca rematar a un muy golpeado Liverpool

Barcelona busca rematar a un muy golpeado Liverpool
Barcelona busca rematar a un muy golpeado Liverpool

El Barcelona acude hoy al estadio de Anfield dispuesto a rematar la faena, en la vuelta de semifinales de Champion contra el Liverpool tras imponerse 3-0 en la ida, un resultado que le acerca a la final del 1 de junio en Madrid.

El equipo azulgrana llega con una buena renta al feudo del Liverpool, pero el técnico Ernesto Valverde no se fía.

“Hay que jugar un partido como si no hubiera nada antes y como si no hubiera nada después. Realmente es un punto y final para uno de los dos equipos y queremos que sea para ellos”, dijo ayer el entrenador azulgrana.

Y en el recuerdo sigue coleando la eliminación el pasado año ante la Roma tras ganar 4-1 en la ida, para luego perder 3-0 en la vuelta en la capital italiana.

“Tenemos que plantearnos el partido sin tener en cuenta la ida y con la intención de ganar aquí”, añadió Valverde, que, ya coronado campeón de Liga desde hace una semana, no dudó en dar descanso a la mayoría de sus figuras el sábado contra el Celta (derrota 2-0).

Por su parte, el Liverpool recibe al equipo azulgrana con dos bajas sensibles.

No podrán contar con el brasileño Roberto Firmino ni con su estrella egipcia Mohamed Salah.

“Ninguno está disponible”, dijo ayer en rueda de prensa el técnico alemán del Liverpool, Jürgen Klopp.

Firmino pudo jugar algunos minutos en el partido de ida, pero las molestias musculares que arrastra desde un entrenamiento de la pasada semana, le impedirán estar en Anfield.

En cuanto a Salah, mejor goleador de la liga inglesa, tuvo que ser retirado en camilla el pasado sábado tras sufrir un golpe en la cabeza en el partido contra el Newcastle el sábado (3-2).

“Salah se siente bien, pero no está lo suficiente bien para jugar, eso es todo”, afirmó Klopp.

Sin Firmino ni Salah, Klopp tendrá que apoyarse en el senegalés Sadio Mané para intentar hacer daño al Barça, para lo que podría contar con el apoyo de Xherdan Shaqiri en un extremo y Daniel Sturridge en punta.

Edición Impresa