RIVALES

Boca-River, la final siempre soñada en la Libertadores

Boca-River, la final siempre soñada en la Libertadores
Boca-River, la final siempre soñada en la Libertadores

No hay duelo futbolístico en el mundo que se parezca al Boca Juniors-River Plate.

Tiene a millones pendientes de su resultado, influye en el estado de ánimo y salud de sus hinchas por varios días, y ha provocado divorcios de parejas y peleas entre amigos y parientes.

Una rivalidad tan apasionante que se verá potenciada a partir de mañana sábado cuando los dos clubes argentinos se enfrenten en el estadio la Bombonera en el primero de los dos duelos por la final de la Copa Libertadores, algo inédito en la historia del centenario torneo continental.

Esta definición es la que pone hoy al clásico Boca-River en una categoría aparte a otros duelos emblemáticos del fútbol mundial, como Real Madrid y Barcelona, el cual atrapa a millones en el mundo por su glamur y figuras pero que nunca se cruzaron en el partido por el título de la Liga de Campeones. “Boca y River han puesto al fútbol argentino en una lugar donde nunca antes había llegado”, destacó el técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, en la previa del primer choque.

“Un fútbol argentino muy castigado a nivel selección por los resultados... más allá de lo que pase, hoy el mundo habla de esta final y es un logro muy importante”. “Se va a jugar un partido especial, histórico, y somos privilegiados de poder vivirlo”, coincidió su colega de River, Marcelo Gallardo.

Boca aspira a ganar la séptima Libertadores de su historia y así igualar el récord de su compatriota Independiente. River lo ha ganado tres veces.

Edición Impresa