COPA LIBERTADORES

Boca no quiere jugar, sino que descalifiquen al River Plate

Boca no quiere jugar, sino que descalifiquen al River Plate
Boca no quiere jugar, sino que descalifiquen al River Plate

La presentación de Boca Juniors de nuevas pruebas ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol exigiendo la descalificación de River Plate por los incidentes de violencia del pasado sábado, puso nuevamente en duda la disputa de la vuelta de la empañada final de la Copa Libertadores 2018.

“Nosotros no aceptamos jugar ningún partido hasta que el Tribunal se expida”, ratificó tajante la noche del martes el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, advirtiendo que “no estoy conforme con que hayan puesto una fecha para jugar”.

Pero el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, le respondió desafiante: “Dejá de presentar carillas (folios) y vení a jugar”. “Si el presidente de Boca me está mirando... Terminá con esto, dejá de presentar carillas (de protesta en la Conmebol), vení a jugar. Juguemos el partido, no inventemos, vos firmaste conmigo. Vos me diste tu palabra a mí y al presidente de la Conmebol (Alejandro Domínguez). Creo que vos tenés palabra y te están llevando a algo que no tenés que hacer”, dijo D’Onofrio en una rueda de prensa en Mar del Plata .

La posición del Boca Juniors da un nuevo golpe de tuerca al anuncio que hizo horas antes el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, tras el cónclave con sus pares de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y de Boca, en la sede de la Confederación Sudamericana en Luque, vecina de Asunción.

Edición Impresa