APUESTA EN ATAQUE

Bolillo y la interrogante llamada Ismael Díaz

Bolillo y la interrogante llamada Ismael Díaz
Bolillo y la interrogante llamada Ismael Díaz

Su ingreso en el segundo tiempo revolucionó el ataque de la selección de Panamá.

Velocidad, atrevimiento y profundidad fueron algunos de los ingredientes que aportó Ismael Díaz en los 30 minutos que jugó en el último amistoso ante Noruega.

Pero pese a que al final las sensaciones fueron positivas con un Panamá más ofensivo, Díaz aclaró al final del partido que sigue faltando lo más importante, que es el remate a portería.

“Mejoramos en el segundo tiempo cuando jugamos más colectivo, con más ganas de buscar el arco contrario”, dijo Díaz al final del partido en el Ullevaal Stadion de Oslo.

“Solo faltan los remates al arco y el gol, pero vamos a trabajar para conseguir eso”, agregó el joven atacante de 21 años en declaraciones a la televisora RPC.

Al final del partido de preparación ante los noruegos, Panamá terminó con ocho remates, pero solo uno directo a la portería y fue en un tiro libre que cobró Fidel Escobar que detuvo el arquero rival sin mayor peligro.

Díaz reconoció que al equipo le costó adelantar líneas en el primer tiempo, pero explicó que con el pasar de los minutos poco a poco fueron adaptándose mejor en la cancha.

“Mejoramos en el segundo tiempo cuando jugamos más colectivo, con más ganas de buscar el arco contrario”.


Ismael Díaz

Uno de los factores que el exdelantero del Tauro FC confesó que pudo afectar al equipo es la ansiedad que existe por debutar en Rusia.

A partir de hoy, Panamá estará realizando su primer entrenamiento en su base en Saransk, ya con la mira puesta en su primer rival, Bélgica, el lunes 18 en Sochi.

“Estamos muy cerca de la competición más importante que es el Mundial y se siente esa ansiedad, pero somos profesionales y vamos a trabajar para manejar eso”.

Con Panamá, Díaz ha salido como titular en cuatro de los 11 partidos que ha jugado y suma dos goles anotados con la selección absoluta.

Para el técnico Hernán Bolillo Gómez, el delantero de su preferencia en el camino al Mundial de Rusia fue Blas Pérez al salir como titular en 10 de los 16 partidos de las eliminatorias.

Gómez ya ha dicho en varias ocasiones que Blas aporta un trabajo táctico como primer defensor que a la larga termina beneficiando a la selección al hacerla más compacta.

Incluso el seleccionador colombiano explicó en la pasada conferencia después del partido con los noruegos que el equipo que jugó el primer tiempo con Pérez como único delantero fue más “fuerte y práctico”.

Mientras que el del segundo tiempo, con Díaz y Gaby Torres en ataque, fue más “técnico” y de “tú a tú”, sin embargo, aclaró que al final terminó sufriendo en defensa por la falta del equilibrio en la zona de volantes cuando salió Gabriel Gómez.

Edición Impresa