VíA RáPIDA

Concacaf revela protocolo que busca contener el racismo

FÚTBOL. La Concacaf dio a sus árbitros la facultad de suspender un partido si hay cantos o insultos de trasfondo racial en las tribunas. El organismo dispuso que se suspenda un encuentro y se ordene a que se hagan exhortaciones por los altoparlantes a suspender ese comportamiento. Si continúa, el árbitro debe suspender el partido entre 10 y 15 minutos, enviar a los jugadores a los vestuarios y ordenar una nueva exhortación por los altoparlantes. El siguiente paso es suspender definitivamente el partido.

Edición Impresa