MUNDIAL SUB-20

Desconectados de la realidad

Desconectados de la realidad
Desconectados de la realidad

La ilusión y expectativa contra la ansiedad y presión.

Dos escenarios que Jorge Dely Valdés lucha por controlar a solo cuatro días de que Panamá debute este sábado frente a Mali en su sexta participación en un Mundial Sub-20 de la FIFA.

Jorge Dely reconoció que existe “una expectativa muy grande” en Panamá de que su equipo pueda hacer historia y obtener la primera victoria en una cita mundialista de la categoría Sub-20, pero para eso apuesta a la máxima concentración.

Eso significa nada de redes sociales, ni contacto con los medios panameños para sus jugadores.

Cero taquilla

“Uno sigue las redes y uno ve todo”, explicó ayer el técnico Jorge Dely en una entrevista vía telefónica con La Prensa.

“Hay una ilusión y expectativa muy grande de que ellos puedan hacer algo importante, y se lo han ganado por lo que han hecho”, confesó Dely Valdés.

“Pero eso podría jugar un papel en contra y estamos tratando de que ellos solo piensen en el partido”, aclaró el responsable de la única victoria de Panamá en un Mundial cuando dirigió la Sub-17 en México 2011.

“Estamos tratando de que ellos no tengan comunicación con nada de redes sociales, ni prensa de Panamá, porque eso aumentaría esa ansiedad, esa presión”.

Después de cinco participaciones en torneos Sub-20, Panamá suma 15 partidos sin ganar.

Medios internacionales destacan la ilusión de Panamá de poder hacer historia en Polonia, resaltando principalmente el número de jugadores entre sus convocados que militan fuera de fronteras.

Panamá contará con siete futbolistas que juegan en el extranjero: cinco de ellos en la segunda división de la Major League Soccer (MLS), uno en Costa Rica y otro en Israel.

“Ojalá que esa expectativa que han creado estos chicos se pueda reflejar el sábado”, recalcó Dely.

Desconectados de la realidad
Desconectados de la realidad

Concentrados en Mali

Ayer el equipo panameño abandonó su búnker de entrenamiento en la ciudad polaca de Opalenica luego de tres semanas de trabajo en las que disputó cuatro partidos de preparación.

El equipo panameño se trasladó ayer en autobús y emprendió un viaje de dos horas para instalarse en la ciudad de Bydgoszcz, sede de sus tres partidos mundialistas por el grupo E.

Sobre su primer rival, Mali, Jorge Dely indicó que se trata de un equipo “complicado, que no te deja jugar”.

“Nos estamos preparando para Mali, ni siquiera estamos pensando en Francia y Arabia Saudí”.

“Ya hemos visto todo de Mali en su Premundial y es un equipo muy compacto, dinámico, que en la zona del mediocampo no te deja jugar”, indicó.

Mali llega al Mundial Sub-20 como el actual campeón de África.

En su nómina resaltan ocho futbolistas que juegan en Europa, principalmente su arquero, Youssouf Koita, del Girona de España.

Los apodados Águilas estarán viendo acción en su séptimo Mundial Sub-20, con destacadas participaciones en las ediciones de 1999 y 2015, en la que en ambas ocasiones terminaron en tercer lugar.

“Va a ser un primer partido muy exigente”.

Y para martillar esa información del equipo africano, Jorge Dely mencionó ayer que estuvo haciéndole preguntas a sus jugadores sobre Mali para ver qué tanto sabían del rival.

“Ayer, después del entrenamiento, les hice preguntas sobre Mali. De repente les preguntaba cómo se llama el número tanto de Mali, dónde juega, qué posición juega, y están claritos”.

Panamá ha disputado tres partidos ante rivales africanos en su historial en Mundiales Sub-20, todas derrotas por 1 a 0.

Buenas sensaciones

Uno de los aspectos positivos que destacó el técnico de la preparación del equipo en tierras polacas ha sido su evolución.

El líder del banquillo panameño mencionó cómo han ido mejorando con el pasar de los amistosos y cómo se han concentrado en no repetir los mismos errores.

“Mas allá de los resultados en los amistosos, hemos logrado lo que queremos”.

“Cuando se comete algún error en el primer tiempo, luego lo corregimos y eso es un buen síntoma para nosotros”, explicó.

La Sub-20 ganó uno, empató dos y perdió uno en sus cuatro amistosos en tierras polacas.

En cuanto a la posible titular frente a Mali en el estadio de Bydgoszcz el sábado, Jorge Dely dijo que todavía tenía dudas, especialmente en la zona de defensa.

Una de las interrogantes es el defensor central Manuel Gamboa, quien está recuperándose poco a poco de una lesión.

En el caso de Eduardo Guerrero, delantero que milita en las divisiones inferiores del Maccabi Tel Aviv del fútbol israelí, quien fue el último en integrarse al grupo, se mencionó que está listo para jugar ante Mali.

Otro aspecto a tomar en cuenta para el equipo panameño ha sido el estado cambiante del clima.

Dely explicó cómo el clima cambia radicalmente durante el día, pasando de los 17 grados centígrados en horas de la tarde hasta inclusive los 0 grados en la noche.

“El clima ha estado muy rebelde, la temperatura baja demasiado, aunque ya ha ido subiendo paulatinamente y ya se está sintiendo un poco de calorcito durante el día”, aclaró.

Por último, el técnico mandó un mensaje de confianza a la afición panameña, a pocos días del debut.

“Lo que puedo decirles es que van a ver a una selección comprometida”.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL