TENIS

Djokovic gana su quinto Wimbledon en un partido épico

Djokovic gana su quinto Wimbledon en un partido épico
Djokovic gana su quinto Wimbledon en un partido épico

El serbio Novak Djokovic, primera raqueta del mundo, ganó ayer domingo su quinto torneo de Wimbledon, derrotando al suizo Roger Federer en una final épica y con récord de duración en este Grand Slam.

+info

Las cifras de una final fuera de lo común en Wimbledon

Djokovic necesitó 4 horas y 57 minutos para imponerse al suizo, segundo cabeza de serie, por 7-6 (7/5), 1-6, 7-6 (7/4), 4-6 y 13-12 (7/3), recurriendo por primera vez a un tie-break final con 12-12, tras el cambio de las reglas en Wimbledon.

Dando una lección de control, el serbio de 32 años salvó dos puntos de partido para sumar su 16º título de Grand Slam, colocándose a cuatro del récord en categoría masculina del propio Federer (20).

Novak se acerca

Djokovic se aproximó al español Rafa Nadal en la clasificación histórica de número de títulos del ‘Grand Slam’. Djokovic suma ahora 16 'grandes' y Nadal tiene 18, superados por el suizo Federer (20).



Djokovic también se acerca al número de títulos en Grand Slam del español Rafa Nadal, que cuenta con 18.

“Creo que esta fue, si no la final más excitante en la que haya tomado parte, sí una de las dos o tres mejores de mi carrera”, afirmó el serbio al levantar el trofeo tras un quinto set de infarto, que duró dos horas y vio errores por ambas partes, el peor de ellos cuando Federer fue incapaz de transformar con su saque dos puntos de torneo.

Los dos jugadores, que se enfrentaban por 48ª vez en 13 años, libraron un duelo sin cuartel en esa quinta manga, en que Federer recuperó una rotura de desventaja pese a los esfuerzos del vi gente campeón, quien corría y se estiraba para devolver cada bola, pero fallaba en la precisión al buscar las líneas.

La anterior final más larga disputada en el legendario All England Club londinense era la de 2008, cuando Federer perdió en cuatro horas y 48 minutos contra Rafael Nadal, en un partido considerado como uno de los mejores de la historia del tenis. Y el de ayer domingo tuvo casi tanta emoción.

Djokovic había empezado el encuentro con dos dobles faltas en momentos importantes, que podrían haberle costado el primer set, pero recurrió a sus golpes profundos para empujar al suizo al error.

El serbio perdió el segundo set en un visto y no visto, pero volvió concentrado en el tercero salvando un punto de rotura clave en el décimo juego y apuntándose con soltura el segundo tie-break. Federer recurrió a su tenis eficaz y elegante para seguir vivo en el partido, pero acabó claudicando. “Fue un gran partido, fue largo, lo tuvo todo”, reconoció después el suizo.

Edición Impresa