LA COPA

Estudian sobre los invitados

Estudian sobre los invitados
Estudian sobre los invitados

Los 10 países de la Conmebol definirán esta semana en Buenos Aires la lista de invitados a la Copa América Brasil-2019, entre otros temas del Consejo y el Congreso de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Una fuente cercana a la organización dijo a la AFP que cartas de invitación podrían ser extendidas a Estados Unidos, México, Catar, Japón, Corea del Sur y Australia.

El trofeo será defendido por Chile, campeón en su casa en 2015, y ganador también de la extraordinaria Copa Centenario Estados Unidos 2016, donde estuvieron México, Estados Unidos y cuatro países centroamericanos.

Los delegados debatirán, además, detalles de la candidatura de Argentina, Uruguay y Paraguay para organizar el Mundial-2030, así como la próxima reelección del presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, y el eventual regreso de los clubes mexicanos a la Copa Libertadores de América en 2019.

La versión 2019 del torneo de selecciones más antiguo del mundo será la última que se jugará en años impares. A partir de 2020, se disputará cada cuatro años, en coincidencia con la Eurocopa, para facilitar la elaboración coordinada de calendarios.

Estudian sobre los invitados
Estudian sobre los invitados

“Brasil tiene estructuras deportivas calificadas que están siendo sometidas a revisiones por la Conmebol y el Comité Organizador Local (COL) para que puedan tomar decisiones”, había declarado en marzo el director ejecutivo de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogério Caboclo.

Brasil cuenta como base con la infraestructura del Mundial-2014. El certamen se jugará del 14 de junio al 7 de julio.

La invitación a Catar se explica en su condición de sede de la Copa del Mundo de 2022. Japón volvería al escenario, después de haber sido el primer participante no americano en Paraguay-1999.

Se amplía el abanico con las confederaciones de Oceanía y Asia.

Un gesto de reencuentro con México es la posibilidad de que vuelvan a jugar sus equipos la Libertadores, tras haberse alejado por razones de calendario.

Domínguez aparece como candidato de consenso, después del terremoto político-deportivo que provocó en todo el mundo futbolístico el FIFA-Gate. La ola de denuncias de corrupción hizo estragos también en la dirigencia sudamericana.

Edición Impresa