LIGA DE NACIONES

Holanda jugará la final europea con Portugal

Holanda tiró de épica ayer para meterse en la final de la Liga de Naciones tras imponerse 3-1 a Inglaterra en la prórroga de una intensa semifinal en el estadio Afonso Henrique de Guimaraes, en Portugal.

Marcus Rashford abrió el marcador para Inglaterra, al transformar un penal (32), antes de que Matthijs de Ligt hiciera el 1-1 de cabeza (72).

En la prolongación, Kyle Walker marcó en propia puerta (97), poniendo el 2-1 para Holanda, y Quincy Promes logró el 3-1 definitivo (113).

Inglaterra vio también cómo el videoarbitraje llevaba a anular un gol de Jesse Lingard (83), que hubiera supuesto el 2-1 para la selección británica y hubiera podido cambiar el rumbo del encuentro.

La tormenta que cayó durante la tarde en Guimaraes se reprodujo sobre un terreno de juego húmedo y rápido con dos selecciones volcadas hacia la portería contraria.

Los holandeses se medirán el domingo en la final con Portugal, vencedor la víspera de Suiza en la primera semifinal (3-1).

Suiza e Inglaterra jugarán por el tercer lugar.

Holanda se vengó de la derrota en el amistoso disputado en marzo de 2018 contra los Tres Leones en Ámsterdam, para tener al alcance el que sería su primer trofeo internacional desde la Eurocopa de 1988.

Edición Impresa