OPINIóN

Sobre la Liga Probeis: ¡Al César lo que es del César!

Contra viento y marea se ha sostenido la Liga de Béisbol Profesional Panameña, tras reactivarse la pelota rentada en nuestro país a principio de la década de 2000.

Hubo varios intentos que fallaron por variadas razones y obligaron a suspender este interesante proyecto de manera momentánea.

Inclusive, la liga rentada estuvo tambaleándose y se fue perdiendo en el camino ese soporte tan importante que es las grandes ligas, organismo que dejó de enviar a sus mejores prospectos para llevarlos a desarrollarse en otros lugares cercanos.

La verdad, por insistencia de muchas personas, incluyendo al colega David Salayandia, la Liga PROBEIS se ha mantenido en pie en estos últimos años y dentro de unos días arrancará su nueva temporada en la tierra del Valle de La Luna.

No se ha estabilizado de la forma que muchos quisiéramos ver funcionando este proyecto, pero es admirable el esfuerzo que realizan los que están alrededor de la misma.

No ha tenido ese impacto que se busca con un béisbol de esta magnitud, a pesar de los buenos resultados y de los buenos frutos que ha dado en la arena internacional con la gran conquista de la Serie del Caribe 2019.

No ha calado en la afición panameña que sigue arraigada a un béisbol criollo que cada vez se estanca más y esa sin duda es la asignatura pendiente para sus organizadores.

Los jugadores extranjeros, algunos de ellos en vías de jubilación, son una parte fundamental en el show.

Se ha inyectado sangre joven con el regreso de muchos prospectos nacionales, pero se necesita hacer algo más.

¡Manos a la obra!

Edición Impresa